miércoles, 13 de junio de 2012

Solo son muchos accidentes


Hot Fuzz


 
Luego del éxito que supuso Shaun of The Dead, solo pasaron tres años hasta que la trinidad Pegg/Frost/Wright volvió a unirse en un nuevo proyecto.
En esta ocasión, Pegg y Wright (guionistas de ambos film) decidieron cambiar de registro totalmente. Pasaron de la historia de amor y los zombis al policial, pero sin olvidar la parodia, esta vez no tan respetuosa como anteriormente.

Nicholas Angel es un súper policía de Londres. Su excelente rendimiento deja mal parado al resto del departamento, así es que a modo de “premio”, lo transfieren al apacible pueblo de Sandford, un pequeño poblado rural que tiene la fama de ser “El Pueblo Mas Bonito de Inglaterra”. Sus días pasan en total monotonía, hasta que extraños  accidentes empiezan a asolar el lugar. Junto con su torpe compañero Danny, decide investigar los extraños sucesos que pasan en la aldea mientras el resto de los policías se ríen de ellos.

De nuevo, los protagonistas absolutos de la película son Simon Pegg y Nick Frost. Ahora la historia de amor es totalmente obviada, centrándose más en la amistad entre ambos. Dudo que se diera por pura casualidad, pero si se afina la vista, en este apartado la película remite a aquellos viejos films de acción de entre el 85 al 95 donde siempre había una dupla masculina y las mujeres como mucho eran tratadas como floreros.

En cuanto a la historia, bien se podría dividirla en dos. Un enorme primer tramo donde reina la comedia y el peso absoluto lo carga Simon Pegg con varias intervenciones de Frost, y una segunda parte que recae en el genero de acción y el peso dramático esta compartido. Lo curioso es que dentro de la parte cómica, entre la catarata de chistes hay pequeñas pizcas de terror, sobre todo cuando el asesino hace acto de presencia. Dichas partes de terror son en verdad atemorizantes, confirmando la buena mano que tendría Wright si se decidiera a hacer un film de horror puro. También sorprende el buen pulso para rodar la acción, sin la molesta tendencia de caer en la cámara Parkinson.

En esta segunda colaboración entre los tres ya citados (tercera si se cuenta la serie Spaced), se nota que la formula cada vez esta mas aceitada. Pegg y Frost se entienden de memoria, dando esas actuaciones que dejan en evidencia que lo realmente divertido de la película es todo aquello que no se vio en el metraje. Y ambos a la vez se los nota muy cómodos trabajando con Wright, algo que no paso tanto en la reciente Paul, donde parecía que el asunto tardaba en arrancar.

La película, al igual que su predecesora Shaun of the Dead fue un total éxito en taquilla y critica. Demostrando  que el trio es una propuesta fresca en lo que se refiere al humor, hasta los críticos mas conservadores se rindieron a los pies de esta parodia al policial. Mundialmente el film llego a recaudar unos 100 millones de dólares. 

Por desgracia en nuestro país la película no se estreno comercialmente y salió directo en DVD, lo que vuelve a demostrar el poco criterio de las distribuidoras, que dejan films como este afuera de los estrenos, pero dándole salas a las mierdas anuales protagonizadas por Sarah Jessica Parker.

En lo personal, trato de no compararla con Shaun of the Dead, ya que ambas son geniales a su modo, y además jamás compartí esa opinión de comparar todo cuando bien se puede quedar con ambas opciones. Quienes no la vieron y quieren reírse un rato, puede que no la encuentren bajo el nombre de Hot Fuzz, ya que los doblajes de los títulos a veces parecen hechos por lelos, así que traten de buscarla también como Súper Policías, o Arma Fatal (nombre que se le dio en España).

Un saludo persiguiendo gansos.

Jorge Marchisio
Mi face Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada