viernes, 6 de julio de 2012

Guionista perdido en Texas


Texas Killing Fields


 
Tengo que admitir, que si hay un género que me gusta y mucho, es el policial. Mas cuando se investigan casos de asesinatos, hechos por un asesino que supera en inteligencia a los encargados de atraparlo. Películas con guiones pulidos, que tienen al espectador en vilo hasta el final como Seven entran en mi top ten sin dudarlo.

Bueno querido lector, olvídense de todo eso a la hora de ver esta película, porque de genial no tiene nada.
Dos detectives de Texas City investigan el asesinato de una muchacha. Su caso se cruzara con el de una sheriff que sigue la pista de otra mujer, desaparecida, posiblemente en el Campo de Matanza de Texas, un pantano casi impenetrable y en el que se supone que esta el grueso de las mujeres desaparecidas en los últimos años.

A priori la historia parece interesante, mas si se tiene en cuenta donde pasa, el archí usado estado de Texas, que siempre garpa a la hora de situar pelis de terror o policiales. Pero no, este no es el caso.
Ya de entrada empecé a desconfiar, cuando pusieron una placa enorme que rezaba “Basada en Hechos Reales”. Ya la historia del cine enseño que las películas que usan como uno de sus pilares dicha frase, es porque no tienen demasiado que ofrecer.

Otra trampa engañosa de la película es el reparto, Jeffrey Dean Morgan, Jessica Chastain, Chloe Moretz y Sam Worthington, todos buenos actores (bueno, este ultimo no), pero en la película parece que el director olvido que parte de su trabajo es dirigir a los actores.

Pero el gran fallo del film, es que a todo esto que a priori era bueno y se desperdicia, se le agrega un guion de MIERDA. La historia avanza porque si, porque nadie la impulsa, se abren arcos argumentales que luego jamás se resuelven, desperdiciando así historias que arrancan bien pero no llegan a nada. Y lo que es peor en esta peli, y por lo que al guionista se le deberían cortar las manos para que no vuelva a escribir, es el hecho de mostrar casi de entrada quien es uno de los asesinos principales, matando así el placer de acompañar a los policías en la investigación del caso.

Texas Killing Fields parece ser un manual básico de lo que no hay que hacer a la hora de filmar un policial, desperdiciando una premisa interesante, un reparto competente, y un trasfondo que siempre resulta prometedor.

Quienes se arriesguen a verla, ya están avisados, y si no les termina gustando, ahí estaré yo para decirles, SE LOS DIJE

Un saludo insolándome en el desierto.

Jorge Marchisio
Mi face Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada