domingo, 2 de septiembre de 2012

La humanidad en peligro de superpoblación


¡Hagan Sitio! ¡Hagan Sitio!  





Estamos ante uno de esos curiosos casos de un libro que fue bastante innovador para su época, pero que por alguna extraña razón, con el paso de las generaciones, fue cayendo en el olvido, y no así su posterior adaptación, Cuando el Destino Nos Alcance, hoy considerada un film de culto.

Pero centrémonos en la historia del libro. Estamos a finales del año 1999. La población mundial se incremento de forma descomunal, la comida real es un lujo que solo pocos se pueden dar, el resto debe conformarse con comida sintética, entregada por el gobierno de forma racionada, lo que conlleva a que muchos terminen muriendo de hambre. Las plantas y los animales están casi extintos ya que fueron devorados, y en las calles la gente se apila debido a que no hay más departamentos donde vivir.

La historia se centra en especial en dos personajes. Andy, un policía al que se le encomienda investigar el asesinato de un empresario bastante turbio, y Chung, un joven marginal que es el asesino en cuestión. A través de ellos la historia nos ira mostrando la decadencia de la sociedad, en la cual la muerte por hambre, frio o deshidratación son moneda corriente.

Si bien el libro fue publicado en 1976, estamos ante esos casos donde el escritor, Harry Harrison, fue un visionario y escribe cosas que actualmente pasan. Además de saber retratar las miserias humanas, esas que surgen aun en esos momentos donde debería aflorar la bondad.

La historia del libro fue llevada posteriormente al cine, sufriendo muchos cambios en el proceso de adaptación que favorecieron al film y lo establecieron como película de culto. Por desgracia, y de forma extraña, esto jugo en contra a la publicación, que en comparación con el largometraje queda bastante por debajo. Con el paso de los años Cuando el Destino Nos Alcance fue ganando popularidad y ¡Hagan Sitio! ¡Hagan Sitio! Cayendo en el olvido.

Quienes gocen de la lectura casi apocalíptica, o la ciencia ficción donde no hay elementos fantásticos, les recomiendo esta novela, bastante corta y de lectura fácil.

Un saludo comiendo poco.

Mi face: Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada