martes, 12 de febrero de 2013

Locos Lindos


El Lado Luminoso de la Vi   




Si hay un género que me resulta detestable es el de la comedia romántica. El 99% de las películas que se dan acá son exactamente iguales, siguiendo el Mito de Cenicienta; es decir, chica pobre conoce a chico rico y contra todos y todo terminan juntos. Además de ser altamente estúpido ese argumento, todas estas peliculitas le pudrieron la mente a la mayoría de las mujeres, que piensan que las cosas que ven en pantalla pasan en la vida real; luego tienen como cuarenta años y siguen esperando al príncipe azul. Es por esto que cuando se hace una comedia romántica que rompa con toda esta cursilería hay que verla y recomendarla, como es este caso.

Pat es sacado tempranamente de su internación en un psiquiátrico tras un ataque de ira. Todo el barrio teme por su seguridad, ya que en dicho ataque casi mata al amante de su esposa, a quien encontró en pleno acto. En una cena en la casa de un amigo de la pareja, conoce a Tiffany, recientemente viuda y que tras un ataque de ninfomanía perdió su trabajo y casa. Entre ambos nacerá una necesidad de ayudarse mutuamente, él pretendiendo recuperar a su esposa, ella queriendo ingresar a un concurso de bailes de parejas.

La sinopsis no desprende gran cosa, y es que el argumento de la peli no lo es. Si bien la primera mitad es bastante poco común para el género, en el último tramo se cae en toda la obviedad posible.

Este es el mayor punto negativo de la peli. Si bien uno sabe que ambos “loquitos” van a terminar juntos, hasta los momentos previos al dichoso baile la cosa es bastante original, profundizando en la personalidad de todos. Pareciera que no supieron como terminar de contar la historia y tiraron por lo fácil; por suerte todo lo anterior está muy bien hecho

La psiquis de los personajes excelentemente construida, en especial la de el dúo protagonista y la del personaje de De Niro. Sin necesidad de una voz en off, y apenas recurriendo a flashbacks podemos entender que es lo que les pasa a los tres. Y es que si Pat Jr colapso al ver a su esposa con otro mientras sonaba su canción de bodas, Tiffany derrapo y necesito sentirse deseada, buscando en la putes encontrar esa atención. Mientras que Pat Sr es un obsesivo con las cábalas, además de darle prioridad a un hijo por sobre otro.

Pero si los personajes fueron bien escritos, están aún mucho mejor actuados. Bradley Cooper se saca de la manga quizás su mejor actuación hasta la fecha, con un personaje muy medido, que sufre, pero que en manos de otro podría haber caído en la caricatura, pero por pericia del actor se vio algo creíble y real. Pero es que ante la hermosa y bella y perfecta (si, la amo ¿Y?) Jennifer Lawrence cualquier otro actor/actriz queda en inferioridad. No por nada a sus veintidós años ya va por su segunda nominación al Oscar. Su personaje es mucho más freak que el de Cooper, y se presta más para la comedia, pero la chica lo interpreto con tanto nivel que logra emocionar y hacer reír en partes iguales. De Niro también esta magnifico, y después de muchos años verlo en papeles berretas se agradece que se le dé un papel que lo exija a sacar el talento que todos sabemos que tiene.

De todas formas no estamos ante ninguna maravilla. Como dije inicialmente, la peli en su tramo final muestra su verdadera cara, y es la de una comedia romántica al uso. El discreto trabajo del director David Russell tampoco se esfuerza por desmarcarla del género. Mención aparte que luego de verla me es inexplicable entender como está nominado al Oscar y gente como Bigelow, Tarantino o Affleck fueron ninguneados.

El Lado Luminoso de la Vida es una entretenida peli, bastante recomendable. Pero que no deja de ser una comedia romántica casi genérica, eso sí, contando con unos buenos personajes y unas actuaciones que por sí solas valen la pena pagar la entrada.



Nota: 7


Un saludo contando hasta diez.


Jorge Marchisio
Mi face Yorsh A. Romero
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada