martes, 26 de febrero de 2013

Matamos a sus seres queridos


Juan of the Dead  





Si hay un sub género que da prácticamente para todo es el de los zombies. Lejos quedaron los tiempos donde los muertos únicamente asustaban, o donde se los usaba para hacer críticas sociales (aunque a veces sale alguna peli que lo hace). Ahora prácticamente son usados como un recurso más para la comedia, y aunque suene raro, suele funcionar bastante bien.

Juan es una lacra que se pasa todo el día haciendo nada con su amigo y compinche Lázaro. Junto a ellos esta su grupo de amigos que se dedican a robar a turistas como único medio de sobrevivir. Un día tras volver de su intento de fuga a Miami, Juan ve como empiezan a suceder extraños sucesos, donde la gente se ataque entre sí a mordidas. Y donde todos ven terror y desesperación, Juan y sus amigos, acompañados por su hija Camila, ven un negocio redondo.

Por el nombre muchos supondrán que es una copia o translación de la genial Shaun of the Dead pero con Cuba en lugar de Inglaterra. En cierta parte lo es, pero tampoco para llegar a pensar que esta co producción entre Cuba y España está choreando.

Está claro que la tónica de la peli es similar al del film inglés. Ambas retratan la vida de un loser y casi marginado, con sus amigos igualmente vagos y despreocupados de la vida. Y ahí terminan las similitudes. Y es que Shaun of the Dead era una película de amor con zombies, mientras esta que estamos hablando hoy es una comedia absoluta, que se basa en sucesiones de momentos bizarros y “WTF?”.

Otra peli con la que note varias semejanzas fue con esa joyita que salió hace unos años, también inglesa. Estoy hablando de Attack the Block; peli en la que un grupo de pandilleros defiende su bloque de edificios de unos extraterrestres, algo similar a lo que hace Juan acá. Lo raro es que Juan of the Dead es del año anterior a Attack the Block, así que si en realidad si alguien copio a alguien, fueron los ingleses.

Como buena película de zombies que se precie de ser, el gore (sangre y tripas) están presentes. No faltaran los primeros planos de cabezas aplastadas o explotadas que salpican sangre para todos lados. 

Y acá viene el gran acierto del film. Estando al tanto de los bajos recursos con los que contaba, el director decidió darle un tono cómico total a la peli, sabiendo reírse de sí misma constantemente. Uno de los mayores ejemplos está en el grupo de amigos de Juan, más precisamente la pareja conformada por una montaña de músculos que se desmalla al ver sangre y su pareja, un travesti.

Quienes dicen que el sub genero de los zombies (mi favorito) está difunto, es porque no sabe buscar. Está claro que en su gran mayoría las pelis con no muertos que salen son una mierda (saga Resident Evil incluida), pero hay que explorar a fondo entre las toneladas de películas que salen para encontrar algo potable. Y cuando se lo encuentra, hay que recomendarlo.

Juan of the Dead está lejos de las obras maestras que realizaran Romero o Fulci, pero como peli para pasar el rato sin sentir ganas de pegarse un tiro en las partes bajas, estoy seguro que no los defraudara.


Nota: 7


Un saludo con rigor mortis


Jorge Marchisio
Mi face Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada