martes, 21 de mayo de 2013

Flecha Verde Inicia


Arrow 




Hace poco más de un año se había anunciado la realización de una serie basada en el personaje de Flecha Verde; alguien prácticamente desconocido para el público en general ya que es un héroe segundón de la empresa de DC. La gran duda que se tenía era como engancharían a la gente con un superhéroe poco conocido y sin caer en la ñoñería vista en Smallville. Y el resultado fue bastante positivo.

La historia se centra en Oliver Queen, hijo de la millonaria familia Queen a quien se creía muerto en un naufragio hace cinco años. Oliver al volver a su ciudad, ve como los criminales (ya sean los chorros o empresarios corruptos) se hicieron con el control a del lugar, destruyendo el sueño de su padre (quien murió en el naufragio) de salvarla. Usando sus recursos económicos y las habilidades adquiridas en la isla donde sobrevivió todo ese tiempo, Oliver decidirá transformarse en un vigilante que lucha por la justicia.

No hace falta ser muy inteligente como para darse cuenta que la historia contada arriba se parece y mucho a la de Batman. Pero los parecidos no solo son argumentales, si no que el tono que se le dio al asunto recuerda bastante a la trilogía hecha por Nolan.

Los guionistas en vez de tirar por una formula ya vista en Smallville, que a pesar que a muchos nos parecía una bazofia rindió lo bastante para durar diez temporadas; decidieron copiar el estilo de las ultimas Batman para la serie.

Tanto el héroe como sus villanos son entonces gente normal sin ningún súper poder especial. Si bien hay algunas fantasmadas, todo es bastante creíble. Entonces nuestro protagonista cuenta con una puntería perfecta para usar arco y flecha y un estado físico impecable que le permite luchar cuerpo a cuerpo. Mientras que en sus rivales principales vemos a un arquero de iguales características, una mercenaria estilo ninja y un asesino a sueldo experto en armas de fuego.

Todo el arco de adiestramiento de Oliver se ve a través de flashbacks donde vemos su estadía en la isla, y como paso de ser un niño playboy a alguien bastante oscuro y con ansias de justicia.

Otro acierto de la serie fue el tono adulto que tuvo, en contraposición a Smallville. Acá los buenos salen heridos casi igual que los malos. Temas como los celos, el amor, la traición, envidia, o ira fueron recurrentes a lo largo de toda la temporada; pero el mayor acierto fue que Flecha Verde (nunca es llamado así) a matado varias veces a los criminales. Ojo, no estamos ante un Punisher, pero cuando la cosa no podía ser resuelta sin eliminar al enemigo, al arquero no le tembló el pulso a la hora de tener que asesinar.

De todas formas no todo es tan redondo como pareciera. Así como se usó la trilogía de El Caballero de la Noche como referencia, también se les podría achacar a los guionistas cierta falta de originalidad y no intentar algo nuevo, en vez de copiar tanto al encapotado de Gotham.

A esto hay que sumarle que se le da mucho tiempo en pantalla a la relación de Oliver con su ex novia Laurel, a quien engañaba con la propia hermana de esta, y que murió en el accidente (si, este Oliver es todo un loquillo). Desaprovechando tiempo para mostrar los conflictos de los demás personajes, siendo Thea (hermana de Oliver), la más desperdiciada ya que muchas veces termina como mujer florero.

A pesar que en algún momento se sintió que la serie duro un par de capítulos más de lo necesario; o que acuso cierta falta de originalidad, Arrow sorprendió a varios que desconocían al personaje, o a quienes pensábamos que la cosa no pasaría de los cinco capítulos hasta ser cancelada.

Esperemos que la segunda temporada mantenga el nivel de seriedad y adultez de la primera, y que los guionistas se arriesguen un poquito más.


Un saludo afinando la puntería.


Nota: 8


Jorge Marchisio
Mi face Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada