martes, 19 de agosto de 2014

Que aburridooooooo


Oculus 






El tan amado por muchos, y ninguneado por otros tantos, cine de terror, este año sigue de capa caída. A la sucesión de películas choriceras que salio (entre ellas una producida por la mismísima Hammer), ahora viene WWE Studios a volver a probar suerte en este terreno luego del fiasco de See No Evil. A ver si esta vez aprenden la lección.


Kaylie y Tim son dos hermanos con un oscuro pasado de su niñes. La version oficial es que el padre de ambos se volvió loco y mato a su madre y luego Tim acabo con su progenitor. Pero ellos saben que no fue así, si no que hay algo sobrenatural en todo el asunto, proveniente de un extraño espejo con un lúgubre historial.

WWE Studios tiene un puñado de films, todos de ellos horriblemente malos y mal filmados, pero que por alguna razón no aburrían. Para que se den una idea; las pelis producidas por este desprendimiento de la WWE seguro las van a ver en Space. Osea, malas pero entretenidas.

Pero esta cosa es bastante difícil de catalogar, porque además de ser absurda, es mortalmente aburrida. Denle un film de terror con gente encerrada a Sofia Coppola y les saldrá un esperpento como esto.

Por un lado el escaso presupuesto con el que se contaba se hace bastante visible durante toda la película. Principalmente porque el film cuenta casi con una única locación y un reparto mínimo donde tenemos a cuatro actores protagonistas (haciendo de solo dos personajes), y dos personajes secundarios.

Esto por lo general no suele ser algo malo. De hecho grandes films de culto se hicieron con dos pesos y en un único espacio. Pero en esos casos se apelaba a la imaginación del guionista para sacar adelante una historia entretenida (si, todos estamos pensando en Pulp Fiction). Bueno, acá eso no paso.

Tenemos una hora y cuarenta de aburrido parloteo donde las cosas claves del films los actores la dicen literalmente a cámara (haciendo que le hablan a unas filmadoras que grabaran todo) en lugar de mostrarlo o dejar que el espectador lo intuya. Perdón para el que el guste eso, pero al menos yo tengo el suficiente cerebro para entender sin que me lo digan los personajes con el libreto pegado al lado de la cámara.

A esto hay que agregarle que a nivel sustos la peli se queda pobrísima. Si El Conjuro nos hizo cagar de miedo el año pasado, esta nos hará bostezar mas de una vez o mirar el reloj a ver cuanto falta. No solo la construcción para los sobresaltos es mala, si no que la atmósfera que debe tener todo buen film de terror brilla por su ausencia.

Eso si, como punto a favor hay que darle que en todo el metraje, jamás recurren al recurso barato y berreta de subir el volumen de golpe para sorprender/asustar al espectador.

También llama la atención que se intento armar un reparto profesional, sin luchadores (recordemos que WWE es una empresa de lucha libre) en el elenco. Lastima que por inutilidad propia, como por mala dirección de actores por parte del realizador, nadie destaca. Eso si, hay que agradecer el tener casi constantemente en pantalla a esa colorada hermosa que es Karen Gillian.

Oculus es otra película de terror mas del montón, que solo apilara polvo en la estantería de los dvds., y que da que comer a ese sector que bastardea al genero. Pero con films así cuesta no darle la razón a veces.

WWE Studios mientras debería el replantearse seguir haciendo esta clase de pelis, o solo dedicarse a filmar acción en piloto automático. O cerrar sus estudios de rodaje; siendo esta quizás la mejor opción.



Un saludo bostezando.



Nota: 4


Jorge Marchisio
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada