martes, 18 de junio de 2013

Abracadabra


Nada Es Lo Que Parece   





Una de esas eternas discusiones que hay en torno al cine es la de “cine pochoclo vs cine  de autor” (y no digo cine arte porque es una estupidez, el cine es arte en su concepción misma). Como si de verdad importara el presupuesto de una película a la hora de juzgar su calidad, hay un enorme grueso de snobs que a toda peli proveniente de Hollywood la tildan como una bosta. Y por suerte aun siguen saliendo pelis como esta para cerrarles la boca.

Cuatro magos callejeros o no muy famosos son convocados extrañamente a un departamento en NY. Un año después se encuentran dando su primer súper show en Las Vegas, financiados por un magnate. Ya en ese espectáculo los Cuatro Jinetes (nombre del grupo), roban un banco y regalan la plata al público. Ahora los magos no solo son perseguidos por la policía, si no por un ex mago que se dedica a revelar trucos, todo mientras su fama de “Robin Hoods modernos” va en aumento junto con el de sus fans.

Como decía en la introducción, estamos ante esos casos donde el injustamente maltratado cine pochoclero demuestra que a pesar de buscar vender muchas entradas (algo totalmente normal), también se preocupa por darle algo de calidad al espectador, y no tratándolo como simple borrego.

Y la primera muestra de esto es el elenco. Encabezado por un soberbio Jesse Eisenberg que opaca a tooooodos sus compañeros. También a destacar el personaje de Mark Ruffalo, principalmente porque es uno de los villanos y su rol bien podría haber caído en la caricatura del policía inútil, pero el ahora Bruce Banner evita eso. La hermosa Isla Fisher y el gran Woody Harrelson cumplen sin más sus papeles; Dave Franco quizás es el menos utilizado de todos pero en compensación protagoniza la única escena de acción de la película. Dejo para el final, a la desaprovechada Melanie Laurent, puesta como mujer florero en un personaje totalmente prescindible.

A esto hay que sumarle lo dinámica de la historia. A no confundir, ritmo no es sinónimo de explosiones por minuto, si no de la velocidad con la que avanza la trama. Y acá estamos ante esos casos que si uno se pierde diez minutos de peli, mejor que la deje ver porque no va a entender una goma.

Y si bien la trama tampoco es digna de un monumento a la originalidad, se las ingenia para no ser obvia, pero tampoco caer en momentos “WTF?” solo para sorprender al espectador. Digamos que está bien balanceada entre lo sorprendente y lo creíble. Eso sí, alguno de los giros se ven venir veinte minutos antes.

Por desgracia la dirección no está a la altura. Si, de a ratos Leterrier (realizador de El Increíble Hulk) es bastante impresionante. Pero en otros tramos se hace insoportable, más que nada cuando usa los travelings circulares sin ningún motivo dramático, solo para darle un aire de espectacularidad a los encuadres.

De todas formas estoy seguro que la peli pasara sin pena ni gloria por los cines. Y es que a pesar que tanto la “crítica especializada” como la crítica del publico común hablo bastante bien de la película, hay que tener en cuenta contra que compite. Venimos de Rápido y Furioso 6 y entramos en El Hombre de Acero, dos tanques que acaparan todas las salas.

Nada Es Lo Que Parece es una muy entretenida película que no solo busca sorprender y entretener, sino que también intenta dejar un mensaje y no insultar la inteligencia del espectador con cosas obvias. Lo que se dice, un pochoclo muy rico.



Un saludo haciendo pases de magia.



Nota: 8


Jorge Marchisio
Mi face  Yorsh A. Romero
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada