martes, 22 de abril de 2014

La niña que odiaba a los nazis


Ladrona de Libros      








Está clarísimo que la Segunda Guerra Mundial es un género en sí mismo en el cine. Explotada hasta el hartazgo, se le busco varias vueltas para poder seguir explotando el tema. Comedias, dramas y acción fueron turnándose para seguir viendo a los americanos vs los nazis en pantalla. Pero hay una idea poco usada y que por lo general funciona; y es ver la guerra desde los ojos de un chico.

Liesel es una niña que debe mudarse con su nueva familia adoptiva en la Alemania nazi del 38. Una vez en su nuevo hogar (con la previa muerte de su hermano menor), Liesel se hace de un amigo, mientras se acostumbra a sus padres adoptivos. Al poco tiempo su vida cambia cuando a la casa llega a refugiarse un judío amigo del hogar. La joven niña empezara a entender (a su forma) lo que está pasando alrededor, mientras la guerra empieza a cobrarse personas cercanas a ella.

Pese a la sinopsis que puede sonar a dramón golpe bajista, les digo que nada más errado a la realidad. Ya que la película en si podría ser un drama normal, de una niña en un lugar nuevo que se adapta. Solo que a esta se le agrega el trasfondo de la guerra.

De hecho, cuando se quiere hacer foco en eso, es cuando el film falla y se vuelve medio obvio y discursista. Y es que ver a una nena de diez años gritando “odio a Hitler”, no se lo cree ni el guionista que lo escribió.

Sacando eso, estamos ante una entretenida y linda película, donde nos cuentan alrededor de siete años de la vida de una chica que se ve obligada a crecer más de lo debido por lo que pasa a su alrededor; y como ella fue cambiando la vida de la gente con la que se rodeo.

El reparto es bastante sólido, pese a tener chicos desconocidos, y actores consagrados. Dicen los que saben que no hay nada peor para un actor grande, compartir pantalla con un niño porque corre grave riesgo de ser eclipsado. Bueno, acá eso por suerte no pasa y los adultos se complementan con los borregos.

Por un lado tenemos a los veteranos Geoffrey Rush y Emily Watson como el adorable y la gruña familia adoptiva de la muchacha. Por otro a los niños Sophie Nelisse y a Nico Liersch como la protagonista y su amigo. Bueno, estos dos últimos se comen la película. No solo porque sean los protagonistas, si no porque en ningún momento quedan mal parados cuando actúan frente a los adultos.

También mención especial a los que maquillaron y peinaron a los chicos. Con un par de retoques, a medida que avanza la peli, naturalmente vemos a unos nenes que  pasan a ser pre adolescentes, sin cambiar de actores ni nada. Solo maquillaje, vestuario y peinado.

De todas formas el apartado técnico en si es impecable. La recreación de ese poblado perdido de Alemania, con constante frio y humedad esta recreado a la perfección.

En cuanto al tema de la fidelidad de la adaptación, no sabría decirles porque no leí la novela. Pero de todas formas poco importa si con licencias se obtiene una buena película como esta.

Ladrona de Libros es un drama amigable, que sin recurrir a los golpes bajos nos cuenta la dura infancia de una niña en la época de la Alemania nazi.

Pero también da un punto de vista bastante raro en el cine y que aun no mencione. En el film ninguno de los personajes centrales es nazi, por lo cual rompe con el pensamiento básico que todos los alemanes adoraban a Hitler.

Y esto lo vemos en un film con una nena de protagonista y bastante “comercial”, no en una película independiente made in festival snob. Todo un punto a favor.



Un saludo leyendo y creciendo.



Nota: 7



Jorge Marchisio
Mi face  Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada