martes, 8 de abril de 2014

Por el Señor y el honor.


47 Ronin    








Si hay un actor que por alguna extraña forma se gano el odio de la mayoría de los fans, es Keanu Reeves. Compartiendo el mismo destino que Nicholas Cage de que todos lo consideran un pésimo actor, junto con constantes malas dediciones a al hora de elegir pelis, le valieron al ex Neo ser sinónimo de bodrio asegurado. No por nada, pese a que su última peli es de samuráis, brujas y demás cosas goldas, paso desapercibida por los cines.

Kai es un mestizo que vive en las profundidades de un bosque encantado. Cuando le señor feudal Lord Asano lo toma bajo su tutela, Kai se vuelve el paria del poblado. Pese a que es despreciado por todos, con el tiempo se vuelve un letal guerrero, que no dudara junto con los demás samurai, vengar la muerte de Lord Asano cuando este sea traicionado.

Para los que no saben mucho de mitología nipona, la leyenda de los 47 Ronin es muy famosa (de hecho la nombran en esa joyita de los 90 como es Ronin). Según el mito, los cuarenta y siete guerreros samurai hicieron el pacto de vengar a su Lord, para una vez consumada la venganza, hace sepuku (ese ritual donde se clavan una espada en el estomago) e inmortalizarse.

Bueno, si se lee la critica y el párrafo que le sigue, ahí esta el ENORME problema de esta película. La leyenda de por si es muy buena y da para un gran film lleno de duelos de katanas, honor y reflexiones. ¿Hacia falta que le agreguen tanta gilada fantasiosa y a un actor norteamericano?

Por un lado si, ya que se nota que la peli apunta a ser un bluckbaster, y mientras más payasada para el público en general, y más caras conocidas tenga la película, mejor le va a ir en taquilla.

Pero para quienes queríamos ver una buena peli sobre samuráis y el honor que eso conlleva, nos quedamos a medio camino. Si, el tema de las convicciones propias de esa cultura esta, pero a cada rato que sale una bruja que parece una alfombra voladora, uno se desconecta totalmente del film.

A esto hay que sumarle que el protagonismo se centra en Kai, el personaje de Keanu Reeves. Como dije, primero y principal es que Kai no aporta nada a la trama, esta metido con vaselina solo para poner a algún actor yanki. Si a eso le sumamos a que dicho actor es Reeves, que tiene la misma capacidad de cambiar de expresión que Derek Zoolander, mal vamos.

Ojo, de todas formas la historia original esta bien llevada (sacando el agregado de forradas como comente), así que la peli en si es entretenida. Las escenas de acción están bien filmadas, y el clímax es lo épico que debía ser, así que por este lado va un aprobado.

Muchos se quejan de que el film es muy hablado, cosa que es una tontería. Primero porque ninguna película se puede sostener a base de secuencias de acción sin nada que las justifique. A esto hay que sumarle que se esta contando una historia conocida en oriente, pero para un publico de occidente, asi que es natural tantas secuencias intermedias de dialogo.

47 Ronin en si no es un desastre de film. Su mayor problema es que desaprovecharon una gran historia agregándole muchísima cháchara innecesaria que le termina restando puntos. De hecho estoy seguro que se volvera un clasico de los domingos a la tarde en la tv de cable.

Quizás algún día se decidan a hace runa superproducción en tono realista de la épica historia de los samuráis devenidos en ronins, y estos por fin tengan su justicia cinematográfica.


Un saludo afilando la katana.



Nota: 5



Jorge Marchisio
Mi face  Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada