viernes, 30 de mayo de 2014

Aprendiendo de la repetición


Al Filo del Mañana     






Este año parece que fue de los superhéroes. No por la calidad de sus films (aunque dos de las tres estrenadas son buenísimas), si no porque en un mismo año van a coincidir cuatro pelis de tipos en mayas que salvan el mundo. Por eso entre una peli y otra, hay que estar atento a buenas películas que seguramente pasaran desapercibidas para la mayoría de los espectadores. Como esta.

William Cage es un soldado devenido en publicista norteamericano, que llega a Inglaterra a hacer prensa. Tras un altercado con un general local, es tratado como desertor y puesto en la primera línea de combate de la defensa de una playa al otro día. Lo que Cage no sabe es que en su corto combate, algo sucederá para que reviva las últimas cuarenta y ocho horas constantemente hasta que logre detener la invasión extraterrestre.

El gran gancho comercial que trae esta película es el tema de que Cruise revive las ultimas cuarenta y ocho horas una y otra vez; muriendo y reviviendo con la conciencia intacta de lo vivido.

Bueno, para el que tiene un par de años viendo películas sabe que la idea para nada es nueva. Desde esa obra maestra que es El Día de la Marmota, hasta la reciente  8 Minutos Antes de Morir el tema de la repetición de un día ya fue visto varias veces en el cine.

¿Pero acaso algo ya mil veces usado significa que no es bueno? NO, digo, casi desde los inicios del cine las historias de venganza fueron utilizadas y a día de hoy siguen gustando y siendo buenas.

A esto hay que sumarle la presencia de Cruise para esta clase de films. El injustamente mal tratado actor suele ser garantía de da como mínimo buenos productos, en especial a lo se refiere al género de la acción. Y acá sigue en esa línea.

Igualmente a nivel actoral quizás el único que destaca algo es el ahora revivido Bill Paxton en una especie de general medio cliché, medio pelotudo que es una especie de mini villano en el relato.
Como dije en la sinopsis, sacando el tema de la repetición temporal, estamos ante un film de invasión extraterrestre, casi sin extraterrestres. Ósea, si, salen, se los ve, son el enemigo a derrotar, pero ni por asomo tienen un peso dramático considerable como para que el espectador les tome odio. Y ni hablar de ser recordados con el paso de los días.

Pese a tener un buen diseño, los bichos en su conjunto son tan genéricos que un poco se echa en falta un poco de desarrollo en el porqué de su maldad.

A esto hay que sumarle un pésimo trabajo de dirección a la hora de coreografiar las escenas de combates. Nuevamente estamos ante la puta cámara parkinson, que con sus mareantes movimientos no deja ver bien lo que pasa. Ya a esta altura debería estar penado con cárcel usar ese modo de rodaje.

Entonces, estamos frente a una película que no destaca por su originalidad, ni por su labor actoral, ni por como esta filmada, ni por presentar un enemigo carismático. La mayoría pensara que esto es una bazofia, pero nada más errado de la realidad.

Por alguna razón la película funciona en lo que quiere contar y es tremendamente divertida, al grado que las dos horas que dura se pasan volando. Además que el agregado de humor a la hora de narrar la repetición, encaja perfecto y es una buena solución para no caer en la monotonía.

El film va bastante de la mano con lo que es la carrera del Tom Cruise los últimos años.

Injustamente odiado y pegado por la mayoría, el actor rara vez suele meterse en malos films,  o que sean aburridos. Todo lo contrario, como mínimo entretienen, y son películas sin otra pretensión que esa, hacer pasar un buen rato al espectador. Ya lo que haga con su vida privada, y lo que come, debería importarnos poco.

Al Filo del Mañana es una entretenida película, divertida y ágil, que seguramente no será recordada a fin de año como un peliculón, pero dudo que alguien salga defraudado de verla. Y eso ya es un merito en sí.




Nota: 7 y medio




Jorge Marchisio
Mi face   Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada