viernes, 13 de junio de 2014

¡ESTO, ES, MIERDAAAAAAAAAA!


300: El Nacimiento de un Imperio     





Una expresión similar a la que encabeza esta entrada fue inmortalizada por aquella película del 06. El Rey Leónidas gritaba una frase demostrando toda ese intento de hombría y valor que quiera transmitirnos 300, film basado en un comic que contaba de forma bastante libre la pelea de trescientos espartanos contra el grueso del ejercito persa. Pese a que la película fue bastante pedorra, se hizo un hueco en el corazón del espectador promedio, así que la secuela era inevitablemente previsible.

Themistocles es un general griego que ya defendió a su país ante un primer intento persa por invadir. Mientras los espartanos deciden si ayudar en la defensa de la nación, la responsabilidad de defenderse contra el nuevo y enorme ejército persa vuelve a caer en Themistocles.

Notaran que la sinopsis que hice es pobrísima, pero es que en realidad no hay mucho que contar en esta película, y aun peor, de forma resumida sin spoileaar demasiado de lo poco qué pasa.

Como dije inicialmente, la primera 300 fue un film del montón, que ofrecía como mayor merito un poderío visual pocas veces visto. Pero pese a sus enormes limitaciones argumentales, o a su casi nula veracidad histórica, era una película mala pero entretenida, que en ningún momento aburría.

Bueno, eso acá no se aplica en lo más mínimo, pese a que la peli dura una hora y cuarenta, se hace lentísima y totalmente estúpida.

El film adolece una falta de ritmo total. Recordemos que ritmo no es cantidad de escenas de acción, si no, las cosas que pasan y se cuentan. Teniendo en cuenta eso, en la peli no pasa casi nada. Y si a eso le sumamos que TODAS las escenas de espadazos están llenadisimas con la fucking cámara lenta, a la segunda secuencia ya empezamos a resoplar.

Pero donde más falla la película es en la historia, tanto en sí misma como continuación/paralelo de la interior. La peli sucede un tiempo antes, en simultaneo y un poco posterior a lo sucedido en la original 300.

Como ya dije, esa película era bastante hueca argumentalmente, pero era fiel con lo que proponía, mientras que esta manda a cagar todo lo ocurrido en su predecesora. Primero nos enteramos que Leónidas no era ese valiente rey estratega que nos vendieron y compramos, si no un tarado que se inmolo a él y a sus trescientos soldados solo para demostrarle a toda Grecia que los espartanos la tenían más grande. Bleeeeeeeeee.

También nos enteramos del mítico y pedorro nacimiento de Xerxes y sus delirios de dios. De cómo paso de ser un hombre normal heredero del trono, a duplicar su tamaño, tener piel dorada y llena de cadenas solo por meterse en un lago de meo. Y ni hablemos que ahora resulta que el tipo era el títere de Artemisia, una feroz guerrera y capitana de la flota persa que jamás fue nombrada en el primer film…

El trabajo del director tampoco ayuda mucho. Donde Zack Snyder imprimía epicidad y ganas de salir a reventar cabezas, acá es una sucesión de relentis hasta de cuando llueve. El recurso es efectivo en determinadas ocasiones, pero repetirlo hasta la saciedad no solo demuestra un amateurismo total del director, si no la poca imaginación que tiene para darle espectacularidad a las batallas.

Pocas cosas se rescatan del film. Una de ellas son los combates navales, y como ambos capitanes van contra atacando la ofensiva de su rival.

La otra es la presencia de la hermosa y talentosa Eva Green. Primero que nada porque la francesa es la única que sabe actuar del elenco (hacía rato que no veía un protagonista con tan poco carisma). A eso hay que agregarle una escena de sexo donde Green no titubea en mostrar todo ese escultural cuerpo.

300: El Nacimiento de un Imperio es una pésima película que muestra lo peor del cine pochoclero. Un film que solo se basa en el apartado visual (y que no innova porque todo esto lo vimos en la anterior), sin un mínimo de esfuerzo por contar algo interesante o entretenido, sumado a una labor pobre del director, dan como resultado una de las pelis más flojas del año.

No sé cómo le fue en taquilla, pero ojala se haya estrellado, así le muestra a los productores, que la película no solo son relentis y sangre.



Un saludo con la espada desafilada.



Nota: 3


Jorge Marchisio
Mi face

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada