viernes, 24 de octubre de 2014

Juguemos a matar


La Purga: Anarquía     







El año pasado se nos había prometido una peli de terror con una premisa más que interesante. Por doce horas, todos los asesinatos estaban permitidos, dando rienda suelta al mayor sadismo que pudiera tener la gente. La peli en si fue una porquería, desaprovechando lo bueno que se nos prometió. Por eso cuando se anuncio esta secuela, todos esperamos lo peor, y nadie le puso ninguna ficha al proyecto.

La tradición sigue, durante doce horas los sistemas de seguridad se cancelan y la gente es libre de hacer lo que quiera. Muchos se arman hasta los dientes para salir a cobrar venganza por un crimen no resuelto, otros se refugiaran en sus casas, algunos se quedaran varados al inicio de la purga, y los mas ricos podrán expiar su sadismo a domicilio. La noche de las bestias empezó.

La película de secuela más bien tiene poco, ya que repite temática sin conectar con la anterior entrega, así que esta historia bien podría pasar en simultaneo o antes que los eventos vistos en la primera y nada cambiaria. De hecho si no vieron la uno, ahórrensela y miren esta.

Una de las cosas que es visible a simple vista, y que en mi opinión es el mayor acierto del film, es el cambio casi radical de género. En la primera peli pasaba todo en una mansión, por lo que la situación se prestaba para ser utilizada como película de terror y suspenso (ya explique en su tema porque fallaba).

Acá la cosa pasa a ciudad abierta, y ya no se sugiere ni se juega con el clima; el tono paso del suspenso a la acción pura y dura, con varios tiroteos esparcidos por los escasos cien minutos que dura el film.

Si está leyendo esto un gamer entenderá de que hablo. Juegos como Dead Rising donde las personas se desquiciaban y armaban masacres a placer, la sensación de total libertad para hacer los actos de locura homicida mas oscuros que puede tener alguien; eso acá se ve constantemente.

Y acá es cuando se luce el protagonista de la peli, Frank Grillo (visto como Rumlow en Capitán América 2). El veterano actor se come la película demostrando un carisma innato a la hora de manejar armas. En lo personal me encantaría verlo como el nuevo Punisher.

Si leyeron mi opinión sobre la anterior entrega, recordaran el análisis que hice sobre porque en esa sociedad que era una ucrania, no había pobreza. Los gente de escasos recursos o en condición de calle, eran los asesinados en estas doce horas, por eso es que el estado vivía tirándose flores de que habían suprimido la pobreza.

Se ve que no fui el único que leyó la peli de ese modo, porque ahora literalmente lo dicen. De hecho hay un personaje; una especie de pastor de armas tomar que concientiza a la gente sobre esto que hace el gobierno para eliminar a la clase baja. 

Gracias a ese personaje y a lo que representan los ricos en este film, podemos ver una de las mejores escenas de acción de la película, que da  pie a una masacre y donde Frank Grillo justifica porque mi pedido para que encarne al justiciero de Marvel.

Seguramente en la era de las trilogías, no tardaran en hacer una tercera parte (y me la juego que será independiente al resto de las pelis). Pero ojala sigan el camino de esta segunda parte que funciona mucho mejor que la uno.

The Purge: Anarchy es una pasable peli de acción para ver un finde a la noche, y que seguramente en menos de un año veremos en Space cuando estemos haciendo zapping.



Un saludo cargando las armas.



Nota: 6


Jorge Marchisio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada