viernes, 14 de noviembre de 2014

Ciudad del fiasco


Sin City: A Dame to Kill For        







Ocho años. Ese larguísimo tiempo tardo en salir la secuela de aquella película que nos sorprendió a todos. Robert Rodriguez por entonces llevaba al cine la obra culmine de Frank Miller y nos daba una película cargada de acción, clima de policial negro y unos personajes que desbordaban carisma por todos lados, haciendo una de las mejores adaptaciones de comics al día de la fecha. Pero el tiempo pasa para todos, incluso para las películas.

Dwight lleva su solitaria vida hasta que es contactado por Ava, una mujer manipuladora y viuda negra empedernida; pero Dwight no puede controlar sus deseos y termina cayendo en sus encantos. Johnny es un apostador, un jugador con suerte y talento que quiere medirse contra el rival más implacable de todos, el senador Roark. Mientras que Nancy intenta seguir adelante tras la muerte de Hartigan, pero un odio y sed de venganza contra el Senador la ciega.

Hay películas que están fuera de tiempo. Algunas fueron muy adelantadas a su época, como Blade Runner, y otras, parecen haber llegado demasiado tarde, como es el caso de este film.

Cualquier despistado se preguntara ¿Pero si ofrece lo mismo que la primera, por que dicen que es mala? Porque el tiempo pasa para todos.

Por un lado pasa para el espectador. Aquellos que disfrutamos con ese violento film hace casi una década, ahora tenemos ocho años más. La mayoría pasamos este tiempo viendo películas, ampliando nuestro panorama cinéfilo y hasta modificando nuestros gustos. De hecho estoy seguro que aquellos que no vimos la película original en todo este tiempo, no la valoraríamos tan alto como aquella primera vez, si no fuera por el factor nostalgia.

El tiempo paso también para Robert Rodriguez, que viendo esta peli se entiende como es que anda de capa caída. Y es que por mas que uno ame el cine freak y rozando el serie b que hace, el texano perdió toda la frescura que tenia y ya esta repitiéndose constantemente. No por nada sus últimos films fueron un fracaso de taquilla y hasta la bizarrada de Machete 3 parece estar en la cuerda floja.

Y que se entienda bien. Todos los directores tienen sus temas recurrentes y que suelen repetir. Pero solo hay que ver como gente del calibre de Spielberg, Tarantino o Scorsese saben hablar de esos temas que les interesa, sin parecer que calcan la película entrega tras entrega.

Como saben, soy partidario que las adaptaciones de los comics no deben ser exactamente iguales y por eso me rio de los fans talibanes de las historietas que patalean por todo. Pero esta vez había que haberlos escuchado, ya que todos estaban de acuerdo que las mejores historias de la saga Sin City se habían visto en la primera película. Y viendo la calidad de lo que se nos narra ahora, tenían razón. 

A esto hay que sumarle que pese a que el presupuesto se incremento con respecto a la primera parte, en pantalla pareciera todo lo contrario. Escenarios poco trabajados, el efecto de la sangre como mayonesa blanca salpicando todo y la tonalidad de alto contraste parecen hechas por un amateur. Más dignas de esas pelis directas a dvd que copian films conocido (como suele hacer la productora Assylum) que la peli original de verdad.

También habría que preguntarles a los guionistas si saben lo que es la continuidad. Como pasaba en la primera, las historias pasan en simultáneo. El tema es que Dwight aun tiene su cara original, por lo que esto sería una secuela, si no fuera que lo vemos a Marv vivo y a Hartigan como fantasma.

Poco queda para destacar. La peli pese a todo logra sacar a flote algunos personajes destacables, en especial el de Gordon Levitt, y Rourke sigue sacándole jugo a Marv. Para la platea masculina tenemos a favor ver a Eva Green desnuda el 90% de sus escenas.

A Dame To Kill For es una mala película, presa de la época en la que salió esta y su predecesora, a la que no le hace honores en lo mas mínimo. Quizás como curiosidad para aquellos que disfrutaron con la original pueda funcionar, pero para los que no son habituales a este cine, huyan de ella.




Un saludo desdibujado.



Nota: 4



Jorge Marchisio
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada