martes, 25 de noviembre de 2014

Prologo de dos horas


Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 1         








Y llego la esperada tercera entrega de la saga Los Juegos del Hambre, que en realidad en lugar de resultar la ultima, es la ante última ya que dicho libro fue dividido en dos partes. Y la verdad que después de lo alto que puso la vara la anterior película, a esta se le pedía bastante. Quizás demasiado.

Luego de la destrucción del Distrito 12, Katniss y sus amigos son recibidos en el 13. Mientras ella busca la forma de ayudar a su amigovio Peeta, y mantener las cosas bien con Gale, intereses mayores a ella la manipulan para convertirla en el Sinsajo, emblema de la revolución. El Presidente Snow no dejara que la rebelión se siga propagando, y exterminara todo lo relacionado con el Sinsajo, sean personas o distritos.

La verdad que esta película tiene tantas buenas cosas, como malas, y por eso es complicado de juzgarla. Aunque lo negativo más que abundante, es demasiado fuerte como para que se destaque lo positivo. Y si, evidentemente me refiero a la idea de dividir el último libro en dos partes.

Después de que Harry Potter decidiera cortar su último libro para sacar dos películas, un par de sagas literarias llevadas al cine hicieron lo mismo, con El Hobbit llevado al extremo ridículo de hacer una trilogía de un solo libro. Y se quiera o no, esto termina afectando al producto final presentado en las salas.

No estoy hablando de que sea una mala adaptación, porque de hecho el primer tramo del tercer libro es bastante aburrido y no pasa mucho. Si esta Sinsajo Parte 1 va a estar mal balanceada con respecto a su Parte 2, es porque el material original es tan dispar.

Toda la acción, tanto en los dichosos Juegos, como en secuencias de rebelión, es casi eliminado de la trama y apenas tenemos dos momentos de adrenalina y que no pasan de los cinco minutos. En lugar de esto nos presentan una trama política que nos muestra como tanto buenos y malos no son tan distintos en esencia, utilizando sus ejércitos o figuras públicas como piezas de ajedrez en ataques y contraataques (línea que uno de ellos mismo dice).

No está mal esto, de hecho suelo quejarme del exceso de tiros en algunos films de acción. Pero en una saga como esta, debería estar mejor balanceada la trama política con las secuencias de explosiones, algo que este mismo año vimos que es posible hacer con la genial Capitán América: El Soldado de Invierno.

Con esto también sabemos que la segunda entrega va a ser una sucesión de persecuciones, flechazos, explosiones y más persecuciones, porque todo ya está presentado en esta. Estamos ante quizás el prologo más largo que se puede tener.

Acá se ve claramente la mano de los productores que solo tomaron esta decisión para estirar mas la gallina de los huevos de oro. En lo personal, y leyendo criticas de otras páginas, varios coincidimos que lo mejor hubiera sido hacer una única película larga (si total ahora algunas duran hasta casi tres horas), en lugar de descompensar el cierre de una saga en dos films tan desiguales.

Con respecto al reparto poco hay que decir ya que el elenco habitual se mantiene, nada más que se distribuyen distintos los protagonismos. De Lawrence poco que decir a lo de siempre, habría que darle un premio al que lo contrato para toda la saga. Seymour Hoffman en su última película estrenada tiene un rol clave, y se despide dando una solida actuación. Lo mismo corre para Hutcherson que en sus breves apariciones se come al resto del elenco. De Moore no se puede decir demasiado, cumple sin más, y la ascendente Natalie Dormer interpreta un papel bastante plano como para analizarlo.

Sinsajo Parte 1 si es la calma que antecede a la tormenta, pero no hacía falta tomar esa frase tan literal y hacer una película donde apenas la trama avanza. Es una pena porque al saga venia in crescendo con una primera parte normal, una segunda muy interesante, para ahora volver a caer en una apatía y languidez que un tanque hollywoodense no se puede permitir.

Habrá que esperar hasta el año que viene para sacarse el sabor agridulce de la boca y poder ver como el Sinsajo se enfrenta (por fin) directamente, a su enemigo.



Un saludo sin demasiado que contar.



Nota: 5


Jorge Marchisio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada