sábado, 29 de noviembre de 2014

BASTA DE CASOS SEMANALES


La saturación del procedimiento        








Que las series en USA son una industria importantísima no se niega. Que gracias a internet, en todo el mundo hay fanáticos de cuanto programa salga, también es innegable. Y hay una tercera máxima; que ya empezaron a aburrir con tanto policial.

Para los que no están mucho con el tema y no saben de nombres, me refiero a las series de procedimiento. Son aquellas donde semana a semana se plantea un caso (casi siempre policial), que se resuelve, y hay una trama que abarca toda la temporada, pero que apenas avanza episodio a episodio, siendo resucitada recién al final de cada año.

CSI, NCSI, Criminal Minds, The Mentalist, Castle, Hawái 5-O, La Ley y el Orden y un largo etc son claros ejemplos de esto que estoy hablando.

Muchos se preguntaran que tienen de malo estas series, si todas son un éxito y ya pasaron las cinco temporadas hace rato, con muchas de ellas teniendo un spin off situada en otra ciudad. Y yo les pregunto a ustedes ¿De verdad hace falta tantos programas clónico?

El esquema narrativo de cada capítulo es calcado, por más que se trate de diferentes shows. Empieza el programa con una muerte particular, vamos a la vida de los protagonistas y conocemos algo más de ellos hasta que les llega el caso, investigan, tiran hipótesis que no son hasta que alguno acierta, resuelven el caso que temáticamente estaba ligado a algo que les pasaba a ellos en ese día. Y así se repite la formula a lo largo de los trece (con suerte, si no pasan los veinte) episodios de cada temporada. Eso sí, en los últimos tres capítulos reviven la trama que abarca toda la serie y dan unos pasos adelante.

Vale aclarar también, que no necesariamente tienen que ser de temática  policial. Dr House iba de lo mismo, pero reemplazando los homicidios por enfermedades raras. O está el caso de Chicago Fire ambientada en el mundo de los bomberos (y casi de inmediato sacaron un spin off de policías).

También se está dando una nueva rama de esta temática, que son los súper héroes. Si, a varios nos está gustando The Flash, o somos fans de Arrow. Pero ambas tiras, así como también la mediocre Agentes de Shield, y hasta las nuevas Constantine y Gotham (hasta que las deje de ver) repetían lo del caso semanal con la trama general apenas avanzando.

Siendo que todo es tan parecido, lo que sí o si deben tener esta clase de programas, es un protagonista o dúo, o equipo carismático. Un buen ejemplo seria el Richard Castle de Castle. Un adulto con alma de niño, millonario y que es una maquina de meter la pata, puesto en un mundo de policías profesionales y casi maduros. O el ya citado Dr House, un tipo casi sin moral que en la vida real todos odiaríamos pero que en el programa todos queríamos.

O como ya dije, tomar ese esqueleto y ponerlo en otro mundo, ya sean bomberos, superhéroes o médicos.

¿Ahora, si todo esto es tan repetitivo, porque esta clase de programas son todo un éxito y son cada vez más las series que se lanzan de este estilo?

Quizás en su mayor defecto, también radique su mayor virtud, y aunque suene raro o contradictorio, paso a explicar.

El hecho de que no tengan una trama que avance progresivamente como series al estilo Sons of Anarchy o Breaking Bad, hacen que uno pueda perderse un par de capítulos sin que cambie algo, o pasar por alto cosas importantes.

El espectador promedio, que no es seguidor religioso de algún programa, o aquellos que por trabajo no pueden hacerlo, tienen en este formato algo ideal para mirar, que le prometen un mínimo de entretenimiento, pero que tranquilamente puede ver los tres primeros y finales capítulos de una temporada, y entender todo.

A la hora de escribir también se presenta más simple crear casos policiales (o de enfermedades) simples; que en su lugar continuar una historia haciéndola avanzar no mucho para poder sostenerla durante toda una temporada.

Lo que está claro es que para las productoras televisivas, en este formato de series encontraron una gallina de huevos de oro, que parece no agotarse.



Jorge Marchisio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada