viernes, 25 de enero de 2013

Ah Vuelto


El Último Desafío  









Hace poco comente Jack Reacher, una peli hecha a la antigua, dando a entender que los viejos géneros y personajes están volviendo de a poco. Bueno, El Ultimo Desafío es un claro ejemplo de esta tendencia.

Ray Owens es el sheriff de un perdido pueblo de Arizona. Es el día previo al partido final del equipo de futbol local, así que la mayoría de los habitantes se fueron con el equipo. Es en esa misma noche cuando el líder de un cartel mexicano se escapa del FBI, y a bordo de un auto imparable de 1000 caballos de fuerza, planea cruzar la frontera por la zona de dicho poblado.

Si la sinopsis parece una sucesión de tópicos, no se sienta estafado, porque la película es eso. Todos los tópicos y típicos característicos de los 80 se repiten en esta película hecha para gente que sabe lo que va a ver, y va a disfrutar viendo esa obviedad.

Y no lo digo para hacerme el cool y el snob, porque de hecho, la peli me gusto. Y es que a cualquier hombre de 25 a 30 años y que se precie de su masculinidad, seguro creció viendo las pelis de acción de los 80. Si a eso le sumamos que el protagonista es un ex retirado como Schwarzenegger,  no hay mucho más que pensar.

Pero si bien el gancho de la peli es ver en acción al “Gobernator”, luego de verla dan ganas de aplaudir la utilización del austriaco. Y es que la historia no gira en torno a él, no estamos ante esos casos que se armó todo en torno a un actor. Todo lo contrario, Schwarzenegger es parte de un engranaje. Es uno más del elenco, y en varias ocasiones pasan bastantes minutos sin que se lo vea, en post de construir la historia. Todo un logro en mi opinión, ya que la tentación de cualquiera era exprimir al ex Conan al mango.

El otro acierto de la peli viene también de parte del equipo de guionistas. No solo por darle a la trama un tono old, si no que en realidad estamos ante un western moderno. Reemplacen autos por caballos y nos queda un film de cowboys de los 60. 

De todas formas, como dije más arriba, Schwarzenegger no es el centro de la atención, pero el rol que se le da lo cumple a la perfección. No se puede decir lo mismo del resto de los personajes. Y es que salvo el personaje de la hermosa Jaimie Alexander, y el de Peter Stormare (aunque en este caso más por pericia del actor que por personaje) el resto son cliché puro. Forest Whitaker esta puesto como un agente del FBI de manual, también tenemos los personajes cómicos como el de Knoxville o el que es sacrificado en la historia para darle el empujón final al resto. No digo que las películas de acción se deban preocupar por construir personajes como si fueran un drama. Pero las que se toman la molestia de hacerlo son las que destacan por sobre el resto.

En cuanto al trabajo del director. Destacar que filma con buen pulso, sin recurrir a la cámara parkinson, cosa que se agradece. 

El Ultimo Desafío es otra muestra más de que no solo se quiere recuperar a viejas leyendas del cine de acción, si no que también se quiere reflotar un modo de contar historias que muchos estábamos extrañando.


Nota: 7


Un saludo cargando el revólver.


Jorge Marchisio
Mi face Yorsh A. Romero
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada