jueves, 3 de enero de 2013

Guionistas, dementes y perros secuestrados

Sie7e Psicópatas  



Después de la genial Perdidos en Brujas, varios éramos los que queríamos ver el nuevo proyecto escrito y filmado por Martin McDonagh. Por suerte estamos ante esos casos que la espera valió la pena.
Marty es un alcohólico guionista con bloqueo mental. Mientras busca los personajes para su historia, Siete Psicópatas, se ve involucrado en una bizarra situación. Y es que su amigo Billy, junto con Hans, se dedican a secuestrar perros para cobrar la recompensa, sin saber que el ultimo secuestro se lo hicieron a un capo mafia local. Ahora los tres deben escaparse mientras son perseguidos por haber raptado al pichicho.
La historia puede parecer simple, pero si nos remitimos a la anterior peli del realizador, Perdidos en Brujas, sabemos que de historias simples este hombre saca muchísimo jugo.
Y ojo, no estoy diciendo que sus tramas sean una boludes. Nada que ver, sus personajes sufren bastantes cambios a lo largo del metraje, demostrando que no se necesita recurrir a La Odisea para que los protagonistas vean sus mundos afectados.
Otra cosa que llamaba mi atención antes de verla era el reparto. Colin Farrell hace rato dejo de ser un bodoque actuando, tampoco quiero decir que merece un Oscar, pero sin dudas sus mejores actuaciones son gracias a McDonagh. Su manager debería aconsejarle pegársele a este director en cuanta peli haga.
Pero quienes sin duda se comen la pantalla son Christopher Walken y Sam Rockwell. Con Walken vemos los momentos más emotivos de la película, en especial esos donde se hacen reflexiones sobre la vida y la muerte. Mientras que Rockwell canaliza todo su histrionismo en un personaje que se lo permite. De hecho la mayoría de las situaciones “WTF?” que vemos en pantalla son a cargo de él.
Muchos acusan de que la historia se desinfla hacia el final, dejando de lado los momentos flasheros en pos de emotividad. En lo personal creo que ese cambio esta bien y se da de forma natural, al menos a mi, me gusta que cuando voy al cine me cuenten una historia, por mas delirante que sea. Para delirar, hay otros medios mas canabicos que el cine.
En conclusión, estamos ante una peli muy graciosa, emotiva y bizarra. Para mi hay ocasiones donde sé que un film no va a ganar premios, ni es una obra maestra, pero para lo que apuntaba de ante mano, termina siendo muy redondo y cerrado, y este es uno de los casos.
Por desgracia paso desapercibida en las salas, ya que se venía de un tanque hollywoodense como Miedusculo, digo, Crepúsculo, y  posteriormente se fue a otro que es El Hobbit. Pero para quienes quieran disfrutar algo distinto y fresco, no duden en darle una oportunidad a los psicópatas.

Nota: 8


Un saludo pensando guiones.
Jorge Marchisio
Mi face Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada