martes, 16 de septiembre de 2014

Abra kadabra


Houdini 






No voy a volver a hacer la misma intro de siempre, que las series están comiéndole terreno al cine yanqui, y que cada vez se hacen cosas más arriesgadas; porque sería repetirme. Así que en cambio, voy a arrancar diciéndoles que luego de Vikingos, History Channel (si, esa misma que en nuestra versión, todo se justifica con extraterrestres) le tomo el gustito a hacer tiras. Y esta vez decidieron hacer una biopic del escapista más famoso de la historia, Harry Houdini.

Erik Weisz es un niño judío que a finales del 1800 se muda a USA con su familia. Luego de ver como su padre rabino es desechado por ser extranjero, decide hacer el primer escape de su vida, irse de su casa. Con el correr del tiempo, se involucrara en el mundo del ilusionismo, donde se volverá el mejor y más famoso de la historia, dándole el lugar de celebridad y codeándolo con grandes de su época como Conan Doyle.

Como ya sucede con la citada Vikingos, parece ser que History Channel no quiere quedar mal en el apartado que por obviedad mejor le corresponde hacer; así que estamos ante una de las series de época mejor recreadas de estos años.

También ayuda el hecho de que sea una mini serie de dos capítulos, por lo que el abultado presupuesto está bien explotado, y no solo gastado en actores conocidos como el protagonista.

Y con esto me refiero al narigón de Adrien Brody. El ganador del Oscar hace rato que no pega una peli, y buscando hacer lo que hacen varios intérpretes conocidos, se refugió en la tv. La jugada le salió perfecta, porque vuelve a demostrar todo ese talento que le vimos tener y desperdiciar en pelis de dudosa calidad como Predators.

Brody es total protagonista de la mini serie, ya que su Houdini sale prácticamente en todos los fotogramas de los dos capítulos. A esto hay que sumarle que pese a que físicamente no se parece nada con el escapista real, su actuación nos mete en el personaje casi de forma inmediata.

También hay que dedicarle un párrafo a la hermosa Kristen  Connolly. Si bien comparte bastante escenas con Brody, y su papel no es una oda a la originalidad; su rol de esposa insoportable que no puede ser feliz con los logros de su marido es bastante difícil de lograr. Y si le terminamos tomando bronca al personaje, es que está bien interpretado.

Obviamente el fuerte de esta propuesta son los continuos escapes de Houdini, tanto en shows como pruebas de la justicia para que denueste sus habilidades. Hechos como si fueran un video clip, es decir, con la música y las imágenes a ritmo sincronizado, cada proeza de Houdini, no tiene nada que envidiarle a films de magos como El Ilusionista.

Y por suerte son varios los escapes que vemos. Ya que prácticamente a los 20 min del primer capítulo (ambos duran una hora y veinte) ya vemos a un jovencísimo Harry aprendiendo trucos de magia e inventando los suyos.

Por suerte las casi tres horas de duración de la mini serie da tiempo de contar varios momentos importantes e interesantes en la vida de Houdini, más allá de los propios escapes.

Más de uno se sorprenderá al ver que trabajo como espía secreto norteamericano mientras hacía funciones en Europa. Como pese a su fama siempre fue un esposo fiel. Su amistad y posterior enemistad con Sir Arthur Conan Doyle por la cruzada personal de Houdini contra los videntes, y la extraña muerte que encontró aun siendo joven.

Houdini es una interesante biopic sobre uno de los artistas más famosos de toda la historia. Tanto a nivel biográfico, como narrativo para el que no sabía nada, la mini serie funciona y es totalmente recomendable.

Ojala el ciclo haya sido un éxito a nivel audiencia para el canal, porque si funciono, no sería raro deber mas de estas mini series biográficas sobre otros personajes famosos de la historia. Y como espectadores, nosotros contentos.



Un saludo con una ganzúa bajo la manga.



Nota: 8



Jorge Marchisio
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada