miércoles, 24 de septiembre de 2014

Cazador acechado


A Single Shot    





Hace poco volví a usar el viejo recurso de ante no saber que mirar, ver alguna película sin saber en absoluto de que iba el argumento. Solo vi imágenes en la pagina donde, ejm, compre la peli, y que actuaba Sam Rockwell. Con estos casi nulos conocimientos me puse a ver algo que de entrada me dio buena espina.

John Moon es lo que se conoce como un redneck. Vive entre un bosque y una montaña, porta armas, bebe todo el día y caza ilegalmente. Mientras intenta recuperar a su esposa e hijo, sale de cacería un día y encuentra el cadáver de una chica con un montón de dinero. Lo que no sabe es que la plata esa le traerá muchísimos problemas, ya que sin quererlo, se acaba de meter con rednecks peores que el.

Estamos ante esos films que seguramente en uno o dos años, vamos a encontrar en ISAT haciendo zapping, y capaz que por curiosidad dejemos ahí y nos terminemos gustando.

El film tiene todo el manual de peli chiquita casi independiente. Actores conocidos que no son estrellas, una historia simple exprimida al máximo para sacarle todo el jugo posible, un lugar interesante donde situarla, y una fotografía que le gana a todo lo demás. O a casi todo.

Parece ser que esta clase de films pequeños son los que más ganas tiene de interpretar Sam Rockwell. O los directores de estos saben explotar sus capacidades al máximo, contrario a lo que pasa cuando lo vemos en pelis mainstream.

Solo hay que recordar por ejemplo Iron Man 2, donde lo veíamos haciendo un villano genérico y desbordado; y luego ver Moon para entender de lo que hablo. Este film va  más a tono con la segunda peli nombrada, así que Rockwell vuelve a dar uno de esos personajes que no necesitan muchas líneas de dialogo para haceros entender todo lo que padece internamente.

Porque pese a que la película tiene mucha carga y tensión policial, con la vida de John constantemente en peligro, el personaje también sufre por dentro. Es alguien que fue recientemente abandonado (se intuye porque), y que hace todo lo que mentalmente le parece correcto para recuperar a su familia. No por nada ese final tan metafórico.

A esta tristeza y melancolía interna de John lo acompaña un trabajo de fotografía que se merece un párrafo aparte. Filmada prácticamente en exteriores y paisajes naturales, la peli nos retrata un pueblo perdido entre bosques, montañas y la rivera de un rio en otoño, la humedad, la lluvia, el frio constante se siente en cada fotograma y refuerza constantemente esa sensación de que estamos ante gente que vive  por el solo hecho de estar ahí para poder seguir tomando, cogiendo y ventajeando al otro.

El resto del elenco cumple sin más en papeles chicos que no le exigen demasiado. Por ahí anda la hermosa pecosa de Kelly Reilly, Wlliam H. Macy con una ridícula peluca y Jason Isaacs haciendo de un malo genérico, de esos que le salen de taquito.

A Single Shot es una pequeña peli, hecha con pocos medios (casi toda la plata se debe haber ido en el elenco), pero que sabe aprovechar sus recursos al máximo para contar algo entretenido, con un poco de tensión, y un final que deja pensando.

Más de un director y productor debería aprender de esta clase de películas, así dejamos de ver tanta peli híper explosivas de cuatro horas donde no pasa nada, y encima que cuestan lo que costarían veinte de estos films.



Un saludo haciendo la vista gorda lo que encuentro



Nota: 7




Jorge Marchisio
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada