martes, 27 de enero de 2015

Solo de una obsesión



Whiplash      




Y sigo con mi maratón personal de poder ver todas las películas nominadas a Mejor Película en los Oscar. Y hoy cayo la cuarta, quizás la que a priori hubiera sido la que menos me llamaba la atención, pero cuando todos mis conocidos, a los que resto sus gustos, decían que era buenísima, me empezó a dar curiosidad, por algo era.

Andrew es un talentoso baterista de jazz que estudia en un prestigioso conservatorio. Ahí conocerá a Terence Fletcher un tiránico y exigente profesor que no duda en usar cualquier método para sacar el máximo potencial que el supone que tienen sus alumnos. Así empieza una tirante relación de ego y talento entre estudiante y maestro, mientras la música sigue sonando.

La verdad que a la hora de ver esta película sabía más bien poco. Pese a que todos hablaron maravillas, trate de informarme lo menos posible. Eso sí, es casi imposible no leer lo mucho que la rompe JK Simmons en esta peli. Y cuánta razón tienen.

El veterano y pelado actor siempre demostró que tiene un enorme talento, que los directores saben aprovechar pero dándole pequeños papeles cuando el tipo da para mucho más. Solo hace falta ver la mala trilogía de Spiderman de Sam Raimi y notar que lo mejor que tiene es el personaje de Simmons. O como siempre los Coen los usa en sus comedias más absurdas.

Pero acá da rienda suelta a todo su talento. Es asombroso verlo pasar de la calma total dirigiendo una banda de música, para que al segundo este a puteadas limpias por un pequeño desliz de algún alumno, pero no solo por insultar y gritar destaca. Su presencia física impone respeto pese a no ser alguien de gran contextura. Y atención a sus caras mientras dirige la banda. De hecho, para quienes vieron Nacidos Para Matar, estoy seguro que se van a acordar del Sargento Hartman. En fin, TODA su actuación no tiene ningún desperdicio y es híper merecida su nominación a Mejor Actor de Reparto.

Es una pena que Miles Teller no haya obtenido ninguna nominación, porque su personaje es la contraparte perfecta para el Fletcher de Simmons. Arrogante, talentoso y sobretodo perseverante, esas cualidades definen a Andrew, que es capaz de dejar novias, sobrevivir accidentes y sangrar literalmente sus manos a la hora de tocar y poder cerrarle el culo a su profesor. Soberbia actuación de Teller, que además gran parte del film es el mismo quien toca la bata. Una pena que dentro de poco muchos lo odien por cierta bazofia inspirada en Los Cuatro Fantásticos.

Pero no solo las actuaciones hacen grande a esta película. La dirección de Damien Chazelle es casi perfecta a la hora de filmar los momentos musicales que predominan el film. Los constantes cambios de plano a la hora de mostrar instrumentos, gestos, caras de Fletcher y caras de cansancio de los actores (a los que hacia tocar de verdad durante bastante tiempo para que estén cansados de verdad) son tremendos.

Quizás algunos se quejen del guion (escrito también por Chazelle) por su sencillez. Pero es ahí mismo donde radica su genialidad. A priori parece simple, pero hay que tener en cuenta que da pie de forma creíble y natural a todos los enfrentamientos entre Andrew y Fletcher. Pero por sobre todo, porque sabe dónde poner los momentos musicales. Ya vimos en films parecidos que terminaban aburriendo con tanta música, o por el contrario, apenas la usaban. Y ni hablar de ese final. El clímax es de lo mejor visto en tiempo.

Cuesta encontrarle algún defecto a semejante peliculón, que no dudo que va a entrar en la mayoría de los top ten anuales en diciembre. Porque hasta su metraje es acertado.

Whiplash es una película chiquita. De esas que el tema Oscar hizo que se vuelva un poco masiva, acercándola a bastante gente (donde me incluyo).

Una lástima que las distribuidoras de este país no lo vieran así y no le dieron el lugar que merecían en cines. De hecho en muchas salas masivas ni siquiera la estrenaron, dándole prioridad a porquerías como Mortdecai. En fin, la historia de siempre.

A todos les recomiendo ver esta película. Y si están en el ambiente de la música, mucho mucho mas.



Un saludo afinando mi instrumento.



Nota: 10

 
Jorge Marchisio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada