viernes, 30 de enero de 2015

Pidiendo la jubilación



Búsqueda Implacable 3     




Pasaron ya siete años desde el estreno de la primera Búsqueda Implacable. Un film menor que terminó sorprendiendo a todos por la temática realista que manejaba como catalizador, para una orgia de tiros y piñas protagonizadas por un actor poco recurrente al cine de acción. Tal fue el éxito que la secuela no se hizo esperar, y como a Hollywood le gustan los tríos, ahora tenemos ante nosotros la tercera y última (¿?) entrega.

Bryan parece haber recompuesto su vida. Ya se lleva bien con su hija, y de a poco parece estar re conquistando a Lenore, pese a que sigue casada con el millonario St. John. Todo cambia cuando una mañana encuentra muerta a Lenore en su dormitorio y la policía al instante llega al lugar. Ahora Bryan deberá escapar de la policía al mismo tiempo que busca al verdadero culpable de la muerte de su ex esposa.
Antes que nada, si, la historia es IGUAL a El Fugitivo, y los guionistas no hicieron un mínimo intento de camuflarlo.

Esto no es nada nuevo. Hay muchos films clónicos que no por eso son malos o aburridos. El tema acá es que el resto de los apartados tampoco ayudan para sacar a flote una película que muestra que la idea de hacer una trilogía sobre esto nunca debió llevarse a cabo.

Liam Neeson sigue rindiendo. Pero la edad le pesa, y por más experto y veterano que sea su personaje, se lo siente durísimo en las escenas físicas. No digo que deje de hacer de tipo recio, pero quizás policiales negros como la reciente Caminando Entre las Tumbas le sienten mejor que películas que le demandan secuencias corporales.

A esto hay que sumarle que en la película todo parece estar bañado con nitroglicerina. Cualquier cosa esta predispuesta a explotar. Cosa que a la hora de intentar hacer un film un poco realista, le resta bastante credibilidad.

El agregado de Forest Whitaker a priori parecía sumar a la película, en un rol que sería el equivalente a Tommy Lee Jones en la ya nombrada El Fugitivo. El tema es que en ese film, Jones era implacable, una verdadera amenaza para el protagonista. Acá Whitaker y su equipo parecieran ser los personajes cómicos, porque constantemente son evadidos y dejados en ridículo por Bryan.

Pero lo que me parece imperdonable de esta película SPOILER es el casting. El hecho de querer usar un personaje hasta el momento terciario en la saga, está bien. El tema es que cambiaron de actor, y pusieron a uno que durante toda su carrera hizo de villano. Ya el cambio de actor choca (porque no son ni parecidos), y el que conoce el pasado de dicho intérprete, ya se imagina que algo se trae entre manos su personaje.

Detrás de cámara están los mismos responsables que la olvidable segunda parte, así que se imaginaran que la cosa no dista mucho de esa mala película. A nivel historia mejora apenas, sacándole protagonismo a la insoportable hija de Bryan y dándole un poquito más de realismo a la historia (de solo recordar a la chica tirando granadas como si nada …)

Olivier Megaton tampoco se esfuerza demasiado para salvar la dirección de todo esto. Y nuevamente empieza y termina todas sus secuencias con aburridos planos panorámicos giratorios.

Poco se puede rascar de este film. No es buena, eso esta mas que obvio, pero no alcanza el nivel de sopor que tenia la segunda parte. Por lo que está al borde de caer en ese peligroso grupo de películas que no son ni buenas ni mierdas, si no olvidables.

Búsqueda Implacable 3 es a priori la conclusión de una saga innecesaria, que solo por el factor plata se extendió más allá de su primera película. Y el resultado es obvio.

Solo queda cruzar los dedos para que de acá a unos años no se les ocurra hacer una cuarta entrega. Aunque no sorprendería a nadie si eso pasa.



Un saludo con el arma desgastada.



Nota: 4



Jorge Marchisio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada