lunes, 5 de marzo de 2012

Novedades/Estrenos




Linterna Verde

En este blog no todo es color de rosa, y por ende no solo hablaremos de películas y series que nos gustan, sino que también hay lugar para las crucifixiones públicas. ¿¿Y si el primer clavo va para una de las decepciones del año pasado??

Luego del éxito comercial y de crítica que tuvo Batman Inicia, algo cambio en el sub género de los superhéroes. Las productoras se dieron cuenta de que si se tomaban los proyectos enserio, poniendo directores y actores competentes y respetando a los personajes, las recaudaciones de taquilla no solo se mantendrían, sino que también aumentarían y de paso dejarían satisfechos a los siempre ninguneados fans/nerds/talibanes de los comics. Películas como Watchmen, Ironman, Hulk o El Caballero de la Noche confirmaron la tendencia.

Viendo a Marvel y su proyecto de Los Vengadores a  la vista, la gente de DC Comics junto con Warner decidieron que era hora de poner el primer ladrillo para construir a futuro la versión fílmica de La Liga de la Justicia. Si bien tanto Christian Bale como Christopher Nolan dijeron hasta el hartazgo que no participarían en dicho proyecto, era hora de que otro superhéroe de la casa vea la luz verde (cuak). El elegido fue el portador del anillo esmeralda.

De entrada la cosa pintaba bien, el director elegido fue Martin Campbell, a pesar de no tener ninguna joya en su filmografía, si es reconocido por haber revivido la saga de James Bond, además que tiene películas de acción bastante aceptable. El encargado para interpretar a Hal Jordan fue Ryan Reynolds, una elección un poco discutida, pero Reynolds no era un mal actor, y tenía el suficiente carisma para recrear al aviador del comic. El primer foco de atención se dio cuando se supo que Blake Lively, se unía al reparto. A pesar de no tener ni el físico ni la talla actoral, la actriz de moda término interpretando a Carol Ferris.

Uno de los mayores miedos de la mayoría era el efecto especial que se usaría para recrear los poderes del anillo. En los comic, su aspecto es del vidrio esmerilado, es decir, de apariencia solida pero transparente. Cundo el tráiler vio la luz, dicho miedo se disipo, el CGI estaba a la altura. Pero irónicamente surgió un miedo nuevo que nadie tenia en cuenta. El avance dejaba un halo de tremenda infantilidad y cosas hechas a las apuradas.

Finalmente la película se estreno, y todas esas malas vibras que dejaba el tráiler se confirmaron. La película no solo peca de ser infantil, sino que también uno difícilmente crea que la versión del director sea la finalmente proyectada. Otra explicación no hay para ver como las situaciones se suceden porque si, o como la historia de amor entre Farris y Jordan ocupa mas metraje que el entrenamiento de Linterna Verde o su pelea final con Parallax. Es por esto que la necesaria construcción del verosímil se pierde, Linterna Verde con un solo día de entrenamiento y aun sin controlar bien sus nuevos poderes, logra derrotar a la entidad amarilla sin apenas despeinarse, cuando anteriormente el mismo Parallax derrota a 4 linternas en pocos segundos. Para finalizar, la escena post créditos es para reírse y hacer un sonoro facepalm.

La película obviamente fue un fracaso de crítica, y si bien en taquilla recupero lo invertido, no dio las ganancias que se esperaba, lo que llevo a suspender la inmediata secuela.

Linterna Verde es un gran superhéroe en los comics, que merecía mucho más que una película realizada a las apuradas y sin el debido respeto por el propio personaje. Por suerte la gente le dio la espalda, haciendo que el justiciero esmeralda espere por una mejor adaptación

Un saludo con las pilas de la linterna agotadas.

Jorge Marchisio.
Mi Facebook 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada