viernes, 5 de abril de 2013

La tarea bien hecha


Posesión Infernal   



Quienes tienen el placer de conocerme saben que no soy un “anti remakes”. Siempre digo que las hay malas, safables o buenas, como las películas originales en sí. También siempre digo que más alla de si son buenas o no, hay que fijarse si los responsables se limitaron a hacer una copia plano a plano, o si de verdad se arriesgaron por darle un toque personal y re visionar las pelis a su manera. Bueno, cuando se da que el film en si es muy bueno y además respeta pero a la vez se aleja del original, estamos ante una peli que debe ser recomendada.

En esta nueva versión de Evil Dead (nombre original del film) vemos como un grupo de amigos, comandados por David, deciden llevar a la hermana de este a una cabaña perdida en el medio del bosque para desintoxicarla de las drogas. Mientras el día avance y se larga una tormenta descomunal, descubren que en el sótano del lugar se hacían brujerías, y también un misterioso libro, el Necronomicon. Uno de los chicos del grupete decide leerlo en voz alta. Lo que parecen ser ataques de abstinencia de la ahora ex adicta, en realidad es la posesión de un demonio despertado por dicho libro.

Como dije inicialmente. El primer acierto de la película es saber alejarse de las primeras entregas de Evil Dead, pero sin traicionar el espíritu de ellas. ¿A qué me refiero con esto? Si uno la ve, sabe que no es un calco fotograma por fotograma de los films dirigidos por Raimi, pero la forma de filmar ciertos planos, o de mostrar algunos elementos, hacen que uno sepa a que saga pertenece la peli. En este sentido un 10 para el chileno Federico Álvarez. De todas formas el film se centra mucho más en la primera Evil Dead, que era puramente de terror, y no en la segunda, que ya incluía comicidad y gags.

Dos decisiones que también hacen subir varios enteros a la peli es la utilización de la sangre. Estamos ante un film muy sangriento, pero que no cae en el porno gore, algo muy de moda últimamente (ejm, saga SAW, ejm). Y dicha sangre es real, los actores terminaron todos sucios de kétchup y llenos de prótesis para mostrar sus laceraciones, nada de la mariconada de cgi que siempre queda tan evidente.

A esto hay que sumarle la tremenda banda sonora de Roque Baños que acompaña a la perfección la carnicería que se ve en pantalla.

En cuanto a los actores, correctos todos, ninguno destaca ni desentona. Quizás lo más criticable de toda la película sea esto, y es que salvo la hermana del protagonista, todos los personajes son más planos que los pechos de Keira Knighley. Eso sí, atención a las iniciales de los nombres de los cinco miembros del grupo y la palabra que forman.

Generalizar y decir que todos los remakes son una mierda habla bastante de lo básico y cerrado que es quien lo dice, ya que los remakes son películas, y las hay buenas y malas. Y en este caso estamos hablando de una muy buena peli, realizada con mucho cariño y respeto.

Se nota que Sam Raimi y Bruce Campbell (director y actor de la saga original) estuvieron supervisando este proyecto, pero a la vez le dieron cuerda a Álvarez para que dirija el film a placer, y esto se nota. 

Y el resultado fue la mejor película de terror en lo que va del año (tampoco es que tenga mucha competencia), pero que pone la vara muy alta. Recordemos que este año también salen The Texas Chainsaw, la remake de Carrie, The Purge y The Conjuring. Si estas pelis cumplen lo que prometen, estaremos en un gran año para este género tan bastardeado.


Un saludo liberando demonios.


Nota: 8


Jorge Marchisio
Mi faceYorsh A. Romero

1 comentario:

  1. Excelente post amigo, muchas gracias por compartirlo. Te quiero invitar a mi nuevo Blog de Cine de Terror que seguramente te gustará, espero tus comentarios en:
    http://terror-en-el-cine.blogspot.com/

    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar