martes, 9 de abril de 2013

Zombies rehabilitados


In the Flesh   

Y siguen apareciendo zombies. Pero no temáis queridos lectores, que solo aparecen en series y cine. Aunque resulta curioso que en menos de un mes, nos llegara Warm Bodies a las salas, mientras que en tv tenemos el penoso final de The Walking Dead, y ahora, los ingleses para no ser menos, sacan una mini serie, que en sus escasos tres capítulos, le pasa el trapo a todo lo demás mencionado.

En un futuro lejano ya hubo una epidemia zombie, y ya fue controlada. Ahora los pútridos están en centros de rehabilitación, haciendo terapia de grupo y controlando su sed de sangre con drogas. A medida que los muertos se van sociabilizando, son enviados de nuevo a sus casas. Pero no todos están contentos con el retorno de sus seres queridos.

Primero que nada quiero aclarar que NO estamos ante una comedia, y por mas graciosa que parezca la sinopsis, o ver a un “walker” maquillando su pálida cara para parecer humano, esto es un drama con alguna que otra pincelada graciosa. Una vez avisados de eso, sigamos.

La serie hace foco principalmente en la reinserción social que hacen los no muertos. Reemplácenlos por drogadictos o ex presidiarios y tendrán prácticamente la misma historia.

En lo que si destaca, es en mostrar como ese organismo arcaico, medieval e innecesario sigue siendo un lastre para la sociedad actual. Y sí, estoy hablando de la Iglesia.

Lo lamento si ofendo las creencias de alguno de los lectores, pero es que si algo quedó demostrado a través de la historia, es que este organismo solo hizo atrasar el avance de la humanidad en las ciencias y pensamientos; no por nada siempre suele ser retratada como un ente malvado en el cine o las series.

En esta ocasión la Iglesia se opone a la existencia de los zombies, ya que contradice las palabras escritas en la Biblia y rompe con el orden natural que intenta establecer el “libro sagrado”.

Esto se contrapone con muchos de los habitantes del pueblo donde se centra la historia, que sin pretender ofender a la Iglesia o sus creyentes, están felices de recuperar a sus seres amados.

Como siempre pasa, la Iglesia desvirtúa a placer la Biblia para poder manipular a la gente de pensamiento frágil, por lo que cuenta con una fuerza armada personal. El choque entre esta especie de ejército y los familiares de los zombies rehabilitados no tardara en darse. Y todo el mundo sabe que es lo que pasa cuando gente con armas se enfrenta a personas desarmadas.

Es curioso ver otra de las cosas que trata la mini serie, y es la discriminación. Esto se retrata a través del “general” del ejercito de la Iglesia. Un hombre cerrado y que no puede ver más alla de lo que le dice el párroco local. A este hombre le regresa un hijo, zombie, que había estado en el ejército. Lo que más decepciona a este personaje no es que su hijo sea gay, si no que sea un muerto viviente.

Y es que siempre habrá motivos para discriminar a los demás. Ya sea el color de piel, su filosofía de vida, su sexualidad, o si está muerto o no muerto.

Con solo tres capítulos In the Flesh retrata la miseria humana en todo su esplendor. Mostrando una sociedad que logro sobrevivir a un apocalipsis zombie, pero que a la primera de cambio desprecia al que es distinto y se refugia en organizaciones para desligarse de cualquier pensamiento propio o responsable.

Algo que a lo largo de la historia ya vimos repetirse cientos de veces.


Un saludo siendo tolerante.


Nota: 7


Jorge Marchisio
Mi face

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada