viernes, 12 de abril de 2013

Prohibido olvidar


Oblivion


Todos sabemos que todos los géneros tienen sus subgéneros. En la ciencia ficción por ejemplo tenemos la clásica, donde se plantean problemas existenciales, y la moderna, con mucha carga de acción. Raras son las pelis de Sci Fi que mezclan estas dos vertientes; y luego de ver Oblivion se entiende el porque.

En un futuro, la humanidad fue invadida por los “carroñeros”, una especie extraterrestre. Luego de que estos últimos hicieran explotar la Luna y que nosotros lanzáramos misiles nucleares, el planeta quedo inhabitable. Años después, y con los humanos viviendo en Titán, luna de Júpiter, son enviados equipos técnicos a la Tierra para drenar agua del mar y crear energía. Pero algo va a cambiar en la vida de los actuales técnicos, Jack y Vicka.

Como dije inicialmente, rara vez una película de Ciencia Ficción mezcla sus dos grandes vertientes, y quienes vean esta peli entenderán el motivo. Algunos se preguntaran ¿Por qué hago tanto hincapié en esto? Es fácil, mientras la rama clásica del género se tira por plantear problemas existenciales en el protagonista, la moderna llena el film de acción, rayos laser y explosiones. Y como que resulta poco coherente que si el protagonista se pregunta su lugar en el universo, lo haga mientras dispara una ametralladora de protones.

Y este es el mayor problema de Oblivion, el primer tramo nos muestra la situación actual de la Tierra y el conflicto interno de Jack, pero todo lo que construye se va a pique cuando empiezan los tiros. No por nada la primera media hora inicial hace agua por todos lados una vez digerida la peli.

Ojo, con esto no quiero decir que la peli sea mala, de hecho la mejor descripción que le cabe es el de ser entretenida. Pero viendo el potencial que se tenía, quedarse con un entretenida suena a poco pudiendo haber sido un peliculón.

Mención aparte merece el apartado visual. Y es de lo más IMPRESIONANTE que vi en mucho tiempo. Desde el primer fotograma hasta el último, las tomas aéreas de la tierra desolada son brutales, en especial la escena de la piscina en el cielo. Algunos (ejm Cameron) deberían aprender a hacer algo con tanta potencia visual sin tener que vender humo en 3D.

En este caso Tom Cruise (de reciente paso por nuestras tierras) solo pone la geta como actor. Bien por él y el director Joseph Kosinski en lograr un trabajo bastante medido. Más que nada porque el papel se prestaba para el histrionismo insoportable que tiene Cruise cuando no se lo controla.

Y hablando del director (es el mismo de la mediocre Tron Legacy), un diez por como aprovecho el presupuesto a la hora de lo visual, pero un tirón de orejas por el mal uso de la música. Si, la banda sonora está muy bien, pero no hay necesidad de ponerla con el volumen al máximo para emocionar cuando las imágenes por si solas ya lo hacen.

Vuelvo a decir que Oblivion es una buena película de ciencia ficción, y seguramente hasta ver Elysium se quede con el puesto de “la mejor sci fi del año”. Pero por querer abarcar mucho y cubrir muchos rangos de público, termino apretando poco y dejando con un sabor amargo al ver el potencial desperdiciado.

Ah, me olvidaba, Olga Kurylenko esta mega buena, pero para hablar mejor habría que hacer un tema exclusivo para ella.


Un saludo intentando recordar.


Nota: 7 y medio


Jorge Marchisio
Mi face Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada