martes, 28 de enero de 2014

Atrapados en las montañas


El Resplandor  








Si bien se sabe El Resplandor es un clásico tremendo del cine de terror, también quienes leyeron el libro dicen que Kubrick se cago en la obra literaria a la hora de hacer la adaptación. Como me gustan las historias de King, y llevado por la curiosidad de dicha afirmación, decidí leer la novela.

Jack Torrance es lo que podría llamarse un perdedor nato. Con bastantes cualidades a favor, Jack desperdicia las oportunidades que le da la vida; por esto decide aceptar como sea el trabajo que le ofrece un amigo, cuidar el Hotel Overlook, situado en el estado de Colorado, en plena época invernal cuando el establecimiento cierra sus puertas. Jack ve en su trabajo una oportunidad para hacer dinero y reconstruir su relación con su esposa e hijo, que pende de un hilo.

Antes de seguir con la nota, aclaro que voy a nombrar y contar cosas de la trama de la película, así que si alguien no la vio, le aconsejo que deje de leer y la mire.

Lo primero que tengo que comentar, es que si, Kubrick a pesar de hacer un peliculón, se cago en el material original, y luego de leer la novela, es entendible la calentura que tenía King en su momento.

Pese a pertenecer al género del terror, la novela se adentra bastante en la relación de la familia Torrance, en especial como madre e hijo interactúan con el hombre de la casa.

Algo que se deja entrever en la película, el tema del alcoholismo de Jack, en la obra original es muy relevante. Ya que eso combinado con su tendencia a la violencia (que también apenas lo mencionan) es clave a la hora de entender cómo funciona la familia Torrance.

Jack es un escritor fracasado, que pego una publicación hace muchos años y jamás pudo conseguir un logro igual. Cuando Danny estropea una obra en proceso, un borracho Jack lo golpea y le quiebra un brazo. Imaginen una persona así, aislada del mundo encerrado con su familia, y con abstinencia de alcohol. Sí, no hace falta poner un hotel sobrenatural para tener a un demente psicópata y una familia temerosa.

De todas formas el hotel es otro personaje más en la obra literaria. A lo largo del libro nos vamos enterando los muchos accidentes y asesinatos que se cometieron en la posada. Como si el lugar estuviera maldito y todos sus huéspedes pasajeros vivieran destinados a correr peligro. El hotel se vuelve por sí mismo un ente maligno que pareciera alimentarse esporádicamente de almas, algo que en el film no queda muy claro del todo.

Otro factor importante del libro, es el propio resplandor (aunque se lo menciona como “esplendor”). En la película pareciera que solo Danny y el cocinero del hotel lo tienen, mientras que en la novela, Hallorann le comenta al niño que es un don que poseen varias personas en el mundo, nada más que el poder de esplandecer varía entre quienes los tienen.

Con todos estos condimentos, imagínense una novela de seiscientos cincuenta hojas. Es entendible que el libro pudiera explicar mucho mejor algunos temas que en el film solo se intuían.

Cabe destacar como dato curioso, que los mejores pasajes del libro, ni figuran en la película (tranquilos, no los voy a contar). Y que los mejores tramos del film, fueron inventos de los guionistas; olvídense de ver a dos gemelas malvadas, ascensores que escupen hectolitros de sangre, o un laberinto de césped.

Pese a su extensa duración, la novela se hace rápida a la lectura. En esto King es un verdadero maestro, ya que al no dar demasiadas vueltas en descripciones innecesarias, o ponerse rimbombante con el uso de las palabras, hace que la trama avance de forma ligera y natural, atrapando al lector casi a la segunda hoja.

El Resplandor es un muy buen libro, de terror. Pero también aborda las relaciones entre un padre violento y su sufrida familia. Como suelen hacer las grandes obras, usan un contexto de género para hablar sobre un tema que a priori parece que no tiene nada que ver. Solo queda en el lector poder captarlo.



Un saludo viendo cosas que los demás no.



Nota: 9


Jorge Marchisio
Mi face Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada