viernes, 24 de enero de 2014

La gran estafa moderna


Escandalo Americano   




Y por fin salió una de las películas más esperadas del verano. No sé si esperada porque en realidad había ganas de verla (en mi caso sí), o porque tiene tropecientas nominaciones a los Oscar, cosa que siempre da curiosidad. Como sea, estamos ante un nuevo film del nene mimado de Hollywood, David O. Russell, y eso sí que llama la atención.

Irving y Sydney son la pareja perfecta: se entienden de memoria, se quieren, comparten gustos, y juntos son unos hábiles estafadores de bajo perfil. Todo cambia cuando Richie, un agente del FBI los extorsiona para que le entreguen a cuatro corruptos o estafadores a cambio de que se eviten la cárcel. El objetivo a entregar es Carmine Polito, político local. Pero el ego de todos, así como la lealtad entre sí, y la boca floja de la esposa de Irving pueden hacer tambalear toda la operación.

Ya de por si la película generaba muchas expectativas. Siempre el tema de las estafas es interesante, y más aún cuando se cuenta con un reparto lleno de actorazos, y que mejor aún, están todos de moda. Pero esto también es un arma de doble filo, porque los productores piensan que por poner caras conocidas ya está, y se olvidan de contar algo. Por suerte esta no es la ocasión, en gran medida.

Algo que suele sucederme con el cine de Russell es que sus películas me gustan, pero hasta ahí. Todas las que vi suyas me gustaron pero ninguna me voló la cabeza. Eso y siento que sus epílogos suelen ser bastante forzados, como si no supiera como terminar el relato y tira de los clichés.

Bueno, acá eso por desgracia se mantiene, la película tiene un buen ritmo, pero quienes vieron films de estafas, podrán adivinar el final casi media hora antes. Y en un género donde gran parte de la gracia es que el espectador sea sorprendido, que pase esto es una gran cagada.

Pero, por suerte ahí está el reparto. Y es que además de ser todas caras bonitas y conocidas, los cinco actores principales son muy buenos, y es gracias a ellos que se sostiene la película, en especial por Christian Bale.

El ex Batman se echa TODA la peli a sus espaldas. En un papel bastante medido, sin mucho histrionismo, pero sabiendo manejarse (y manejar su peso), Bale logra uno de sus mejores roles. Quizás de a ratos recuerde al De Niro de Casino, pero al menos para mí, eso fue algo bueno.

El resto del elenco está a la altura. La archí de moda Jennifer Lawrence se come el film en las pocas escenas donde sale (atención cuando baila). Lejos de esa mujer de carácter que suele mostrar, acá la vemos haciendo de una boba y malco ama de casa que vive metiendo la pata. Adams y Cooper están bastante bien en sus papeles. Lástima que a Renner no le dieran más minutos en pantalla, su personaje o merecía.

A esto hay que sumarle la magistral construcción de personajes que se hace. Si, son todos estafadores y ventajeros. Pero cuando Russell nos los muestra en la soledad de la intimidad, vemos lo patéticos que son pese a que se muestran como ganadores. El mejor caso es el del personaje de Cooper, quien aún vive con su madre y come en el baño para no tener que verla.

Y en estos casos de un elenco de estrellas, es fundamental que el espectador sienta que hay quimia entre ellos, y por suerte la hay. Por eso digo que este es el mayor logro de Russell.

A nivel historia la peli está bien. Eso sí, la sombra de Scorsese se hace muuuuuuy larga en esta ocasión, algo que para los fanáticos del neoyorquino es algo que nos gustó, pero si no se es muy fan del cine de Martin, quizás no termine de gustar la peli (como le paso al amigo con el que fui). Y como dije, si uno tiene bastante cine en cima, podrá ir adivinando los golpes que tiene la película, cosa que le resta bastantes puntos.

Ya sabemos que todo el tema de los premios es mitad mérito y mitad el lobby que se le haga a la película en cuestión (aunque a veces se hace justicia como en el caso de Avatar). Y este es un buen ejemplo que miles de nominaciones son aseguran nada.

Escandalo Americano es una buena película, bastante mejor que el promedio del cine yanqui que nos llega, pero tampoco es la maravilla que mucha critica dice que es, ni tampoco justifica tanto premio cosechado o nominado, no cuando en cines aun esta esa maravilla que es El Lobo de Wall Street.



Un saludo estafando a mi esposa con Amy Adams.



Nota:6



Jorge Marchisio
Mi face  Yorsh A. Romero
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada