viernes, 19 de diciembre de 2014

Genialidades y cagadas: TV


Series





Poco se puede añadir a una introducción sobre un tema de series, que no se leyera ya en todos lados. Que su nivel de hace diez años para acá, fue exponencialmente subiendo, que cada vez hay propuestas más arriesgadas, en base al cada vez más abultado presupuesto con el que cuentan las cadenas de televisión y blablablá.

Por eso mejor pasemos a lo que importa. Mi humilde opinión con lo mejor y peor que dejo este año.
Antes de empezar, quiero destacar que solo voy a comentar series que sean estreno. Así que no se asombren al no ver a Juego de Tronos o la siempre ninguneada Sons of Anarchy por ejemplo. También comentare sobre tiras que duraron su temporada completa (o van camino a hacerlo), y no de aquellas que fueron tan pedorras como para ser cancelada a los pocos episodios.


Ahí vamos.



Lo imperdible:


1-  True Detective: podría justificar su presencia acá solo con el plano secuencia del cuarto episodio y ya por eso deberían verla, pero mejor me explayo. Un policial con tintes del mejor Fincher, con Woody Harrelson y Mathew McConaughey a la cabeza y producida por HBO, no podía fallar; y no lo hizo. 

Tétrica, demente, oscura, decadente, revolviendo lo peor del humano, pero con una luz de esperanza, eso podría resumir a esta serie que fue in crescendo con el paso de los capítulos hasta llegar a un desenlace que no defraudo a nadie. 

Tanto a nivel actoral, dirección, fotografía e historia estamos ante lo que debería ser un nuevo clásico de la tv moderna. Esperemos que su segunda temporada este a la altura.



2- Fargo: varios fuimos los que nos llevamos las manos a la cabeza cuando nos enteramos que FX iba a adaptar a serie (la nueva moda de la tv) el clásico de los hermanos Coen. Y que lindo fue que nos cerraran el toor.

Tomando elementos sueltos del film original, así como su ambientación, atmosfera y fotografía, nos encontramos ante una de las propuestas mas inteligentes que dio la TV norteamericana este año. Tal es el caso de lo bien que supieron interpretar la película, que cualquier despistado podría pensar que son los propios Coen los que dirigieron todos los episodios.

Con un Martin Freeman que hace el camino del hombre común al monstruo, y un Billy Bob Thornton personificando a la maldad pura, Fargo es un must see de este año.




3- The Affair: producida por Showtime, casi disimuladamente se metió en esta lista como lo destacable del año, pese a que aun no termina.

Como el propio nombre lo indica, estamos ante un engaño, en este caso, de ambas partes. Ella viene de una tragedia que desquebrajo su matrimonio; el, más grande, de una relación larga que se estanco. Sin que ninguno lo busque la atracción surgirá casi de forma salvaje.

Lo interesante de esta serie es que está contada desde los dos puntos de vista de los infieles. Mientras que según el vemos como ella lo sedujo abiertamente, por ella entendemos que él se regalo de entrada. Todo mientras se nos dan pistas de que paso una tragedia en el presente, ya que todo esta contado en grandes flashbacks.

Interesante drama con un pequeño tinte policial.

Destacables: The Flash, Kingdom, The Strain


 
Pero no todo fue genial y también vimos despropósitos que uno sigue viendo para no dejar las cosas a medio ver. O que las abandono de lo malas que eran.



Lo olvidable:


1- Z Nation: si a The Walking Dead se la suele asesinar por su cansino ritmo, la trama que apenas avanza o las cosas incoherentes que hacen sus personajes; para Z Nation habría que inventar nuevos calificativos.
Incoherente consigo misma (los zombies corren o caminan dependiendo la conveniencia del guion), con personajes que no terminan siendo definidos a medida que la trama “avanza”, y sin una historia que tampoco es clara a donde quiere llegar.

A medio camino entre querer una serie b o una propuesta de corte serio, la serie esta mas perdida que zombie en un restaurant vegano.



2- Gotham: en mi opinión, nunca entendí el sentido de esto. Una serie sobre el universo de Batman pero sin Batman, con sus villanos que aun no son villanos; solo tenemos nombres conocidos y cameos de personajes.
Usando el esqueleto de las series de procedimiento, Gotham intento subirse al éxito de tiras ya probadas en éxito como Arrow o The Flash; pero sin definir bien lo que quería contar.

Con el caso de la muerte de los padres de Bruce, un Gordon sin mucho carisma intenta semana a semana mantener la audiencia que se divide entre amarla o darle la espalda.


3- Constantine: de nuevo DC se hace presente. Da pena tener que incluirla en esta lista, porque a priori Constantine tenía todo para triunfar. Un personaje que en cine funciono, ocultismo, magia, y buena publicidad de su productora.

El resultado fue unos primeros capítulos tan chotos que estrellaron la serie y la mayoría dejo de verla. Un actor que pese a ser parecido a su equivalente de papel, tiene nulo carisma, episodios repetitivos, una trama que no avanzaba; todo fue un coctel que hacía pensar que estábamos ante más de lo mismo pero con la magia en lugar de policías comunes.

De hecho aun no se sabe si la serie es cancelada o no.




Acá mi pequeña opinión con lo que nos dejo este año a nivel televisión. Ojala hayan visto muchas más del primer grupo y ninguna del segundo. Un saludo.



Un saludo haciendo zapping.

Jorge Marchisio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada