martes, 30 de diciembre de 2014

Balance 2014


Las diez genialidades y diez bazofias del año    





Bueno, y llego el final del año. Como a nadie le importa no voy a decir si en lo personal fue bueno o malo. Pero si por suerte pude ver la gran mayoría de las películas que me interesaban, ya sea en cine o en mi casa.

También fue bueno que mi instinto de protección mental sigue intacto y los grandes esperpentos no los vi, y aquellos que padecí, fue desde la comodidad de mi casa.

Bueno, menos charla y mas acción; arranquemos.



El Cielo:

Relatos Salvajes: la película argentina más esperada en años, y que demuestra lo que debe ser el cine nacional (lejos de esos bodrios pseudo intimistas donde no pasa nada). Cínica, irónica, transgresora, y sobre todo REALISTA.

Con un plantel de lujo Szifron hace una crítica a la locura que todos llevamos adentro pero que pocas veces (por suerte) dejamos salir. Un film para ver y disfrutar varias veces, indistintamente del país que uno sea.



Primicia Mortal: oda a lo peor del mundo de los noticieros. Muestra clara que solo se busca el amarillismo, impactar con noticias e imágenes sangrientas que venden y ya. Espectáculo por sobre informar.

Y si a eso le sumamos el personaje más despreciable visto en el año, un sociópata que todos quisiéramos tener bien lejos; nos da como resultado uno de los mejores films de este 2014.



Perdida: el viejo Fincher lo volvió a hacer. Después de un par de pelis no tan sobresalientes (es raro decir que algo suyo es malo), vuelve a recordamos porque lo amamos desde Seven y El Club de la Pelea.

Sacándole una buena actuación a Ben Affleck y con Rosamund Pike haciendo el papel de su vida, nos encontramos ante un thriller que pese a tener doscientos giros de guion, siempre sale bien parado.



Ella: critica a la sociedad enamorada de los celulares donde vivimos. ¿A quien no le paso que en una cita la otra persona se la pasa más pendiente del telefonito que de uno? Bueno, este film toma ese concepto y lo lleva al límite.

Quiéranos o no, todos en gran parte estamos alienados gracias a los aparatitos y sus aplicaciones, y es de agradecer que películas como esta nos den un cachetazo para volver a la realidad.



El Lobo de Wall Street: solo el talento de DiCaprio y Scorsese juntos podían hacer que un tipo tan odiable como Jordan Belfort pueda caernos bien a todos.
 
Plagada de excesos, El Lobo es una seguidilla de situaciones WTF mientras nos cuentan lo que puede llegar a hacer con dinero alguien totalmente falto de escrúpulos, ética o moral.



El Planeta de los Simios: si el reboot de hace unos años nos sorprendió a todos y pensamos que era inmejorable por el tremendo nivel y calidad que tenia; es porque aun no habían hecho esta secuela.
Iguala y hasta de a ratos supera a su predecesora en este avance de los simios como reyes del planeta. 

Peleas por poder, ambición, envidia y resentimiento son elementos que nos muestra esta película, usando a nuestros parientes lejanos de la evolución, para criticarnos a nosotros mismos como sociedad.



Dallas Buyers Club: por la general las películas que involucran enfermedades terminales suelen ser una sucesión de golpes bajos que buscan hacer llorar a la fuerza.

Nada más lejos de la realidad. Usando el tema del sida, se nos muestra primero como un hombre hizo todo lo posible para seguir adelante dejando sus problemas raciales de lado; mientras que de fondo hay una cruda crítica al mundo de las farmacéuticas y los negocios con las clínicas y doctores.



Capitán América: El Soldado de Invierno: o como Marvel cuando quiere dejar las tonterías y la sobredosis de chistes, lo puede hacer y le salen grandes películas.

Basándose en films de espionaje, CA es de lo mejor hecho por Marvel hasta la fecha, tomando al publico por gente pensante y no bobos que solo quieren ver cosas explotar y ya.



Guardianes de la Galaxia: segunda película de superhéroes de la lista, y que es casi lo puesto al anterior citado, pero en el buen sentido.

Recordando a los viejos films de aventuras espaciales, Guardianes… es endiabladamente divertida, con actores y personajes que desprenden química por todos los poros, una banda sonora pegadiza, y la única intención de darle un buen entretenimiento al espectador.



Nebraska: Alexander Payne se luce con este film intimista, mostrando que con pocos elementos se puede contar mucho.

Un dinero inexistente es la excusa para que un hijo y su anciano padre se embarquen en la búsqueda de tal premio, pasando por el pueblo natal de este. Envidia, miserias, ambición y conformismo se mezclan en una peli que nos muestra que solo uno es quien decide si se estanca en la vida o no.


Destacables: Grand hotel Budapest, Comando Especial 2, Philomena y X Men: Días del Futuro Pasado.



El Infierno:

Las Tortugas Ninjas: lo peor que puede dar Hollywood, representado en una sola película.

Con el apuro de subirse al carro de las reboot de films de culto, nos encontramos con un guion mal escrito, personajes planos, malas actuaciones, cgi a medio trabajar y una sucesión de tonterías dignas de un boceto y no un producto final.



Trascendence: como tener todo para triunfar y hacer un mierdon como una catedral. Y además el director de esta bazofia debutaba.

Con el padrinazgo de Nolan, el PD Wally Pfister tiene un plantel de lujo y una historia a priori interesante en manos. Pero como resultado nos dio un film a medio camino entre el serie b y una película que se pone existencial sin necesidad. Todo con el plantel actoral peor aprovechado en años.



Lucy: podría copiar y pegar lo mismo que puse arriba, porque esta peli apesta igual que la otra. Nada más que acá no debutaba nadie.

Besson sigue sin levantar como director y acá vuelve a dar un patinazo con una película que tenía todo para ser de esas de acción media malas pero que se vuelven films de culto; pero en lugar de eso vemos otra vez una peli que gira a lo trascendental del ser humano sin necesidad, con una Johanson que de golpe deja de actuar y un Freeman puesto con vaselina.



300: El Nacimiento de un Imperio: si el film original era malo, esta tardía secuela no tenia chances de ser buena, y no lo fue.

Mala por donde se la mire, y con la frescura perdida (vimos copiar hasta el hartazgo el estilo de la original 300), lo único que destaca es Eva Green desnuda para los hombres, y actores desconocidos desnudos para las mujeres. 



Sin City 2: nuevamente podría copiar y pegar lo que puse arriba y ponerlo acá. Porque también lo único bueno que tiene la peli es Eva Green paseándose desnuda.

Con la gracia perdida por el paso del tiempo, nos dieron un film que es del montón y que no se justifica que saliera tan tarde con respecto a su primera entrega.



Godzilla: o una monster movie, sin el monstruo principal. Queriendo usar el truco del fuera de campo con la legendaria lagartija gigante, vemos una película súper aburrida, donde el bicho principal apenas sale, y las peleas con los demás kaijus no se ven porque la cámara esta con otros personajes.

Lo peor es que va a tener secuela.



Need for Speed: lo que parecía que iba a ser la competencia directa de Rápido y Furioso en el género de los autos, y con el ascendente Aaron Paul como protagonista post Breaking Bad, termino siendo una bazofia.

Una trama básica pero que por querer hacerla original, roza la vergüenza ajena. Una carrera con reglas ridículas, un villano que no causa miedo, y Michael Keaton haciendo otro bodrio mientras todos esperamos que reviva su carrera.



Amazing Spiderman 2: me duele poner esta película acá, porque banco a la dupla principal y al director por cierta peli de amor que hizo. Pero es que este engendro es indefendible.

Haciéndonos recordar lo peor del cine de súper héroes previo al nuevo milenio, nos encontramos con el malo mas pedorro visto en mucho tiempo y una película de acción y héroes que se sostiene por la subtrama amorosa. Y hablando de la trama, se nota a la legua que está hecha a las apuradas para llegar a la dichosa muerte de Gwen, que todos sabíamos que iba a pasar.



12 Años de Esclavitud: si, leyeron bien, la ganadora del Oscar de este año está en mi lista de las diez peores. Y la verdad sigo preguntándome que le vieron a este bodrio para premiarlo tanto.

Siguiendo la historia básica para films esclavistas, de que sintamos pena por el protagonista a base de golpes y mal trato, no conformes con eso, nos dan uno de los finales mas forzados de los últimos años. Se ve que Brad Pitt estaba de paseo por el set y quisieron darle un papel importante, si no, no se explica como a esta altura usan el deus ex machina para un final de un film serio.



Robocop: otro film fallido que busca robar con el nombre de algo hecho hace más de veinte años y van…

No solo que como peli de acción en si es totalmente genérica, si no que se caga en lo que representa Robocop como critica a la sociedad de su momento. Violencia apta para toda la familia, nulo interés por hacer una crítica u observación sobre el mundo, por lo único que merece ser recordada esta peli es por esa escena donde vemos que es lo que en realidad quedo de Murphy.



Y así termino mi opinión sobre las mejores y peores películas del año. Si notan que faltan algunas en la primera lista, es que no la vi, además que use solo films estrenados comercialmente este año (gracias productoras por privarnos de Birdman y el cierre de El Hobbit).

Mientras que para la segunda, digamos que mi intuición me ayudo a alejarme de bodrios como Bañeros 4.
Espero que el año próximo nos traiga mas films de buena calidad (este año los hubo), pero sobre todo, que traiga aquellos que uno considera clásicos instantáneos.



Jorge Marchisio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada