martes, 17 de diciembre de 2013

El mal no se fue


Insidious: Capitulo 2            





Supongo que ya todos habrán temblado de miedo con El Conjuro. Y supongo que la mayoría de ellos, sabe que su director es el malayo James Wan, alguien que desde hace un par de años se convirtió en garantía de alta calidad en lo referente al cine de horror. Y este año fuimos bastante afortunados, porque pudimos disfrutar de dos films suyos. Además de El Conjuro, tenemos la continuación de la mejor peli de terror del 2010, Insidious.

Luego de la muerte de Elise en extrañas circunstancias tras los hechos del primer film, la familia Lambert decide mudarse al caserón de la madre de Josh. Pero casi ese mismo día, el comportamiento de Josh empieza a cambiar, mientras algo acecha a todos por la casa. Renai ahora debe proteger a su familia, mientras que los ayudantes de Elise, sin ella, intentan develar que es lo que se trajo Josh de su último viaje astral.

Estamos ante uno de esos casos de continuaciones directas, que se sitúan segundos después de la anterior; así que si alguien no vio la primera parte, le aconsejo dejar de leer esto porque comentare hechos del primer film.

Es extraño lo que hace Wan con esta peli. Si recuerdan la primera, se acordaran que el tema clave eran los viajes astrales y los demonios que se movían en ese mundo alterno intentando ingresar al nuestro. Bueno, acá pese a que la historia es una continuación, nos metemos con el tema de las posesiones y asesinos seriales.

Si, ahora ya no es el ámbito o la atmosfera lo que está en contra de los protagonistas, si no que toda la maldad esta personificada en un Josh poseído que se comporta como un asesino serial (haciendo recordar al Jack Torrance de Nicholson en El Resplandor).

Si se mantiene ese aire espeso, tan tétrico de todos los films de Wan. El malayo tiene la enorme virtud de preparar momentos de tensión, que terminan en nada, haciendo que el espectador este constantemente esperando un susto que no llega; pero cuando llega (y no es en base a subidones de volumen), asusta.

A esto hay que agregarle su obsesión por los grandes caserones antiguos. Valiéndose del espacio de los decorados, saca el máximo provecho para jugar con el fuera de campo y los sonidos que provienen de este.

Párrafo aparte para un momento, donde los ex ayudantes de Elise, acompañados por dos personajes más, se meten en un hospital abandonado. La cámara pasa a ser subjetiva, recordando a pelis como Actividad Paranormal (no por nada Oren Peli es productor de este film). Eso sí, solo en eso se parecen, porque esta si asusta y no es aburrida.

Quizás choque bastante que muchas cosas pasen de forma casi aleatoria, o muy forzadas. Esto se debe a que el mundo en el que se mueve la peli, al no estar muy explotado, por eso carece de reglas fijas. Quizás un poco más de metraje hubiera venido bien para explicar lo que podía pasar; más si se tiene en cuenta que se cambia bastante el registro con respecto al anterior film.

El trabajo actoral sigue siendo decente (tampoco es que destaque mucho en las películas de Wan). Destacan por sobre los demás Rose Byrne y Barbara Hershey como las dos sufridas mujeres. También llama la atención, como dos personajes bastante terciarios en el anterior film, son ahora los que tienen los pocos chistes que están esparcidos por la trama, me refiero a los ex ayudantes de Elise.

Insidous 2 es una buena peli de terror a secas. Queda bastante por debajo de El Conjuro o Evil Dead, pero muy por encima de algunos mamarrachos que vimos en este género este año. Así que ya saben, si le gusto la primera, no pueden perderse esta.



Un saludo siendo hipnotizado.



Nota: 7



Jorge Marchisio
Mi face  Yorsh A. Romero
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada