miércoles, 11 de diciembre de 2013

Sin poderes y con poca gracia


Kick Ass 2    








Ya pasaron tres años desde que viera a la luz la adaptación del superhéroe sin poderes más real posible. A muchos nos sorprendió para bien aquella peli donde un nerd decidía disfrazarse y combatir el crimen, solo para recibir palizas. El humor freak combinado con violencia explícita y unos secundarios muy carismáticos pusieron a Kick Ass como una de las mejores pelis de ese año. Es hora de ver si la secuela está a la altura.

Luego de las muertes de Big Daddy y Anthony D´Amico, Dave y Mindy intentan llevar una vida normal, aunque entrenando todos los días. Mientras la ciudad se puebla de nuevos superhéroes que quieren limpiar las calles. Todo cambia cuando Chris D´Amico vuelve para vengar a su padre, junto con un ejército de asesinos y lunáticos que se autodenominan “los primeros súper villanos reales”. Dave y Mindy deberán dejar sus dudas de lado, y asumir el rol de quienes realmente aman ser, Kick Ass y Hit Girl.

Antes de arrancar, los que son de Argentina saben lo que paso con esta película en los cines locales. Ese tema lo voy a dejar para el final, ahora hablemos de la peli en sí misma.

Lo primero que tengo que decir es que el cambio de director afecto bastante y para mal. Con Vaughn haciendo las veces de productor, y Wadlow como nuevo director, la peli baja, y mucho. No lo digo porque las escenas de pelea estén mal filmadas (de hecho algunas ganan en espectacularidad); si no que al parecer Wadlow es un blandengue que no muestra la violencia explícita que mostraba Vaughn en la anterior entrega. Olvídense de ver miembros volando o gente explotando.

Además de perder fuerza la carnicería, son los propios superhéroes los que ven mermada su importancia, dándole lugar a sus personajes sin mascaras. Los conflictos del dúo protagonista toman mucha más relevancia ahora, con ambos adolescentes replanteándose la necesidad de usar sus disfraces o no.

Ojo, no digo que este mal, de hecho las mejores pelis de superhéroes son las que ahondaban en la psiquis de los personajes. La cosa es cuando se hace mal, tirando para el lado obvio y dejando en evidencia la pajerez de los guionistas.

Y quien más sale perdiendo en esto es Mindy/Hit Girl. Si, el personaje de la Moretz en la anterior peli nos encantó a todos, y se devoro al resto del elenco. Y está perfecto que ahora sea co protagonista. El problema es que solo la vemos como Hit Girl (ya sea con o sin disfraz) cuatro veces como mucho. El resto del tiempo es Mindy con sus problemas de identidad; que como dije, están contados de forma obvia.

Todo este planteamiento berreta, que intenta ser profundo pero se queda en lo superficial, no hace más que alargar innecesariamente la película, haciendo que uno mire la hora más de una vez.

A esto hay que sumarle lo desaprovechado que están todos los secundarios. Jim Carrey debe tener un máximo de diez minutos en pantalla, con un personaje bastante simplón, cuando su equivalente del comic afectaba bastante en la personalidad de Dave/Kick Ass. Otro desaprovechado es John Leguizamo. La verdad que uno esperaba que su papel sea bastante más relevante que ser el “latino que muere rápido”, un desperdicio tener a un actor con su talento para tan poca cosa.

Párrafo aparte para Christopher Mintz Plasse. Su villano que combina a un hdp con un nene que intenta hacerse el malo está bastante bien construido; pero de nuevo, desaprovechado en la trama y con muy poco tiempo en pantalla.

Ojo, con todo esto no digo que la película sea una de las peores basuras del año. Nada de eso, simplemente que cuando la cosa se pone violenta, o los chistes funcionan, se nota que la materia prima está ahí; solo que no supieron sacarle provecho como en la primera parte.

Y ahora sí, llega el dichoso tema de los cines argentinos. El papelón que hicieron al no estrenar la película a tiempo (de hecho se dijo que no iba a salir en los cines); para luego decir que si la estrenaban pero muchos meses más tarde, y en pocas salas, es para matarlos a los genios que comandan las distribuidoras.

En conclusión, Kick Ass 2 es una peli decente, que entretiene de a ratos, pero que constantemente nos hace pensar lo desaprovechada que esta toda esa genialidad que se vio en la primera parte, y que acá brilla por su ausencia.



Un saludo con el traje quedándome chico.



Nota: 6


Jorge Marchisio
Mi face  Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada