viernes, 27 de febrero de 2015

Perfume de mujer



Agente Carter     



Marvel sigue extendiendo su universo compartido, o MCU. Primero fue en el cine y sus múltiples pelis; luego fue en la tv con la irregular Agentes de Shield. Ahora también sigue siendo en la tv, usado un personaje querido por todos, y rescatándolo del olvido en el que quedo por la propia trama que une a todos. La agente Carter volvió.

Luego de la desaparición en el océano del Capitán América, Peggy se establece en USA, trabajando para el servicio secreto. Intentando hacerse un lugar en un mundo de hombres, Peggy deberá ayudar a su amigo Howard Stark, acusado de traidor por venderle armas a los enemigos del estado. Así es como Peggy conocerá a la organización Leviatán, que parece haber recogido el legado de Hydra.

Esta serie desde el vamos apuntó a algo que pocos lograron entender, y por eso fue injustamente mal tratada por ese grupo.

Nunca se nos prometió la presencia de súper héroes, ni la creación de Shield, con cameos de jóvenes personajes que ya conocimos. Esas fueron suposiciones hechas por nosotros al enterarnos de este proyecto no más.

Si se nos dijo que iban a explorar el rol de la mujer en esa época post guerra, donde eran relegadas como máximo a secretarias, pese a que sus aptitudes podían ser iguales o superiores a los de sus compañeros masculinos.

Y ahí es donde la serie gana puntos. Por un lado tenemos a nuestra pechugona amiga intentando seguir adelante tras haber perdido al amor de su vida, queriendo que se la tomen en serio y no como una mujer hermosa y ya. Pero también explora su lado de agente y espía, trabajando entre las sombras para limpiar el “¿buen?” nombre de su amigo Howard.

De todas formas el proyecto tiene sus (varios) defectos. Uno de ellos es el soporífero ritmo que tiene al principio, con unos tres capítulos iniciales que son para cortarse las venas de lo aburrido que es. De hecho admito que le di un cuarto capítulo de vida, solo por lo mucho que me gusta Hayley Atwell.

Una serie de ocho capítulos, no puede dase el lujo de tener casi la mitad de episodios para presentar personajes, y donde la trama no avance demasiado. Por eso entiendo a algunos que la abandonaron a medio camino. Acá es pifia únicamente de los guionistas, porque encima, ya conocemos a Peggy de antes
.
A eso súmenle los minutos en pantalla para personajes que no aportan nada la trama, como por ejemplo el de la hermosa Lyndsy Fonseca, que bien podría no aparecer en la historia y da igual. O en cambio, la tardía aparición de Dottie (la bellísima Bridget Regan), enemiga directa de Peggy.

Por suerte otros personajes si están bien logrados. Como el del agente Sousa (de hecho le podrían haber dado más desarrollo), o el siempre leal Jarvis, antes de que su nombre termine siendo el de una maquina.

Obviamente lo mas logrado de todo es la ambientación de la década del 40. Vestuario, peinados, formas de hablar, tecnología y costumbres están presentas; haciendo que el diseño de producción se lleve las palmas.

Agente Carter fue un experimento de Marvel para tenernos entretenidos hasta que vuelvan los Agentes de Shield. Pero el truco les salió bien y nos dieron una buena mini serie, que si tiene una segunda temporada, al menos yo, no me quejo.



Un saludo espiando a las agentes.


Nota: 7

Jorge Marchisio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada